El grupo español Puig Beauty & Fashion, prevé alcanzar este año una cifra de ventas de 960 millones de euros, lo que representa un alza del 5 por ciento en relación al 2005, según indicó el presidente de la compañía, Marc Puig Guasch. Este resultado es inferior al plan estratégico del grupo, que preveía unas ventas de 1.100 millones para este ejercicio.

Un 50 por ciento de las ventas del grupo que ocupa el puesto número 25 en el ranking mundial proceden de la división de perfumería, con marcas como Carolina Herrera, Prada o Paco Rabanne; el 44 por ciento de cosméticos -Adolfo Domínguez y Don Algodón, entre otros- y un 6 por ciento en la división de moda, "que es la que más crece", con Carolina Herrera, Nina Ricci y Paco Rabanne. Puig Guasch, explicó que el grupo "está en proceso de consolidación de las compras realizadas en la década de los 90".

Según explicó a Bolsacinco, "a día de hoy tenemos un crecimiento de las ventas del 8 por ciento en comparación con el año anterior", lo que contrasta con el periodo de "estancamiento y deterioro de resultados" de principios de 2000.

Si bien no quiso dar detalles de la reestructura, los sindicatos sostienen que pasará por el cierre de la planta de Sant Just Desvern (Barcelona) en 2007 y la recolocación o despido de entre 200 y 300 trabajadores en otras plantas del grupo.

El plan pasa por la integración de las tres compañías del grupo en España -Antonio Puig, Myrurgia y Gal- en una sola estructura. Hasta la fecha, unos sesenta empleados de Puig se han acogido a bajas incentivadas.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO