La editora de Vogue París, Carine Roitfield, deja

la revista después de 10 años de servicio para dedicarse a proyectos personales. Comenzó su carrera como modelo, cuando a los 18 años le descubrieron por las calles de París. Luego trabajó con el maestro fotógrafo Mario Testino haciendo sesiones de fotos y editoriales para las ediciones de Estados Unidos y Francia de la revista. Entro en Vogue París en 2001 como editora después de haber sido estilista en Vogue Estados Unidos con la famosa editora Anna Wintour.

Bajo su liderazgo, Vogue París se ha convertido en un referente mundial de moda. Roitfeld ha dado a la publicación una nueva dimensión, con una mirada audaz con un carácter propio del “erotismo chic”, en colaboración con los fotógrafos más importantes del mundo.

Estos 10 años han repercutido en un crecimiento constante también en la publicidad. «Carine ha marcado la historia de Vogue París con su increíble talento como estilista y editora. La vamos a echar de menos», ha dicho Jonathan Newhouse, Presidente de Condé Nast Internacional. «Lamento, por supuesto, la decisión de Carine, aunque yo lo entiendo. Una página pasa y comienza una nueva etapa para esta marca fuerte, poderosa y segura de sus valores», dijo Xavier Romatet, presidente de Condé Nast Francia.

Nada más conocerse la decisión de la francesa, destacados cargos de la editorial se han apresurado a subrayar la gran contribución de Roitfeld a la revista. «Es imposible exagerar sobre la poderosa contribución de Carine a Vogue, en materia de moda y de publicación. Bajo su dirección, Vogue París ha tenido niveles récord en ventas, y gran éxito publicitario y editorial», dice Jonathan Newhouse, CEO of Condé Nast International en la versión británica de la revista. «Vogue París se ha consagrado como una de las revistas más icónicas del mundo, con una enorme influencia en el mundo de la moda y de la fotografía».

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO