La firma Esprit ha sido la última hasta el momento en

sumarse al objetivo de eliminar totalmente los residuos químicos peligrosos de la industria textil para el año 2020, después que Greenpeace haya encontrado trazas de químicos que afectan la salud humana en sus prendas. La ONG está a la espera de nuevas adhesiones de otras cadenas, que se anunciarán en las próximas horas.

Esprit ha declaradoen un comunicado que las nueve prendas de su marca testeadas por Greenpeace se encontraban dentro de los límites legales y no son dañinas para la salud. Agregó que sin embargo que en dos de los casos, “por desgracia hemos superado nuestros propios límites, aunque se mantuvo dentro de los márgenes legales”.

Por ello y pese a asegurar que la empresa realiza pruebas físicas y químicas con cada nueva prenda para evaluar todos sus riesgos, en este caso “lamenta el incidente y se compromete a entregar solamente prendas que sean 100 por ciento seguras para los clientes”.

La empresa con sede en Hong Kong ha dicho en un comunicado que reconoce que “la industria de la moda aún carece de un estándar común en el uso y eliminación de productos químicos en la fabricación de textiles”.

Por ello, se ha comprometido a eliminar gradualmente todas las sustancias químicas peligrosas de todo su ciclo de producción y se unirá a la iniciativa de la industria textil y del calzado “Roadmap to Zero” que se compromete eliminar totalmente los vertidos de productos químicos peligrosos para el año 2020.

Asimismo recuerda que Esprit tiene una amplia lista de sustancias restringidas (RSL), y que es un miembro activo del Grupo de AFIRM (ropa y calzado RSL Internacional Management Group), que proporciona un conjunto de herramientas para un RSL.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO