Unas 80 personas resultaron heridas este domingo en los

enfrentamientos entre trabajadores de la industria textil y efectivos de la Policía de Bangladesh cuando los agentes emplearon porras, balas de goma y gases lacrimógenos contra los manifestantes, según el relato de testigos presenciales.

Este es el tercer día de protestas contra la decisión del Gobierno de un salario mínimo que los obreros consideran demasiado bajo. En los últimos dos días hasta 250 personas han resultado heridas en los disturbios por las protestas en Ashulia y otras zonas cercanas a la capital.

En Bangladesh trabajan más de 3,5 millones de personas en la industria textil y de ésta dependen empresas mundiales como JC Penney, Wal-Mart, H&M, Kohl's, Marks & Spencer, Zara o Carrefour. El salario mínimo anunciado el jueves por el Gobierno es de 3.000 takas al mes (unos 33 euros), casi el doble de la cantidad anterior, pero está muy por debajo de los 5.000 takas que demandan los sindicatos.

La Policía informó de que varios grupo violentos se concentraron en los suburbios de Ashulia y Savar, en el norte de Dacca, y cortó una autovía durante varias horas abucheando y lanzando ladrillos contra los policías.

Los manifestantes también levantaron barricadas en una carretera de Narayanganj, en el este de la capital, donde también se registraron enfrentamientos con la Policía, informaron testigos presenciales.

La huelga ha provocado que decenas de fábricas hayan tenido que cerrar este domingo, informó un portavoz policial desde Ashulia. Los manifestantes atacaron varios vehículos y saquearon varios comercios, dijo.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO