Instan a empresas españolas a evitar abusos en Marruecos

Las precariedad de las condiciones para las trabajadoras del textil en Marruecos, muchas de las cuales tienen proveedores en este país, ha sido denunciada por la Campaña Ropa Limpia, coordinada a nivel estatal por la federación de ONGs Setem,

tras la investigación “La moda española en Tánger: trabajo y superviviencia de las obreras de la confección”.

ElInstan a empresas españolas a evitar abusos en Marruecos informe analiza las condiciones de vida y trabajo precarias que sufren las trabajadoras en talleres textiles de Tánger que son proveedores de grandes marcas internacionales. La investigación se ha realizado a partir de las vivencias de 118 obreras, con la colaboración de la Asociación Attawassol.

Las condiciones de las obreras de confección marroquíes según Setem se caracterizan por exceso de horas de trabajo, bajos salarios, abusos verbales y físicos, arbitrariedad en la contratación y el despido, medidas disciplinarias desproporcionadas, y obstáculos a la acción sindical.

La deslocalización de la confección en países como Marruecos ha permitido ampliar los beneficios de las grandes marcas textiles. Según el autor del informe, Albert Sales, “estas empresas tienen en su mano la capacidad, tanto de generar situaciones de explotación laboral, como de evitarlas”.

Si bien los códigos de conducta laborales adoptados por las empresas de moda recogen la obligatoriedad de pasar auditorías en los talleres, “las metodologías son muy diversas y en muchas ocasiones no se llegan a identificar los problemas laborales reales. Esto pasa porque cuando hay auditoría, las fábricas realizan cambios temporales como dar de alta a trabajadoras en la Seguridad Social, incrementar la salubridad en el espacio de trabajo, cumplir los horarios laborales, despedir a las trabajadoras sin contrato y ocultar a las trabajadoras menores”, explican.

En este sentido aconsejan a las marcas que “si quieren ser realmente responsables con el impacto social de su actividad económica tienen que adoptar prácticas de máxima transparencia”, entre ellas, publicar su lista de proveedores y compartirla con ONGs, sindicatos y colectivos locales de trabajadores/as, para contrastar las denuncias e iniciar procesos de mejora.

Foto: textil

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO