Berlín avanza

Los cuatro días en los que se desarrolló la Semana de la Moda de Berlín han finalizado; ahora es el momento de hacer un balance. A pesar de que todavía no se cuenta con las cifras oficiales de las ferias –Bread & Butter, que estimó

90 000 visitantes, todavía no publicó las suyas-, las primeras declaraciones de los organizadores permiten concluir una sola cosa: la Semana de la Moda fue todo un éxito.

BrBerlín avanzaead & Butter es la feria más conocida en todo el mundo de vestimenta denim y urbanwear y por cuarta vez se llevó a cabo en el antiguo aeropuerto de Tempelhof, en donde se congregaron los visitantes especializados. La participación de compradores internacionales aumentó al 70 por ciento. Muy satisfechos estuvieron también los hacedores de la feria Skate- y Streetwear Bright con la creciente afluencia de visitantes del extranjero. Según los organizadores, la cantidad total de asistentes internacionales fue del 50 por ciento. Estas cifras ya son un claro indicio de que Berlín continúa desarrollándose como centro de atracción de los representantes de la industria de la moda de todo el mundo.

La feria de la moda Premium, en la que se destaca el diseño, se adelantó a la concurrencia prevista y amplió su capacidad en 3 000 metros cuadrados, con lo que por primera vez ofreció espacio para aproximadamente 1 000 colecciones, un nuevo récord. Según las primeras estimaciones, en la antigua Oficina de Correos de Gleisdreieck se esperaba una mayor afluencia de visitantes.

El segmento de la ecomoda nuevamente tuvo una importancia significativa. Debido a su vertiginoso crecimiento en la temporada anterior, Thekey.to, la feria más grande de este sector, debió trasladarse y por primera vez se llevó a cabo en el pabellón de Columbia. La feria GREENshowroom, que se concentra en marcas de alta gama con perfil ecológico, se realizó en el lujoso Hotel Adlon, como es habitual. «Estamos muy conformes con el constante aumento de la cantidad de nuestros visitantes», concluyó Magdalena Schaffrin, una de las organizadoras.

Esta semana también hubo oportunidad de celebrar un estreno en el sector con conciencia ecológica: Hess Natur, pionero de la ecomoda de Butzbach, otorgó por primera vez el premio Humanity in Fashion Award. En esta oportunidad, fueron nominados tres futuros diseñadores que se dedican a la moda sustentable. El ganador fue Janosch Mallwitz. Los primeros jóvenes diseñadores fueron galardonados el día lunes, cuando la feria Premium otorgó sus premios Young Designers Awards. Los reconocidos premios fueron entregados esta vez a la marca berlinesa Liebig (vestimenta femenina), Sleep is Commercial (vestimenta para hombres) y Maripossa de Australia (accesorios).

Pero no solo en las ferias se puso de manifiesto, que Berlín continúa en ascenso como centro de la moda. Los espectáculos de moda en el marco de la Fashion Week de Mercedes Benz demuestran que también los diseñadores más importantes de la ciudad capital han alcanzado un nivel de calidad. Las marcas establecidas, tales como Michalsky, Kaviar Gauche, Lala Berlin o Mongrels in Common, impresionaron con sus asombrosas colecciones. Por otro lado, los jóvenes diseñadores Michael Sontag y Perret Schaad continúan apostando a su desarrollo prometedor, cuyas creaciones también podremos disfrutar en el futuro.

LasBerlín avanza restantes marcas alemanas que se expusieron en la ciudad capital gozaron del agrado general. Rena Lange, casa de modas oriunda de Munich, mostró una colección de una refinada perfección y fuertes acentos retro. Con una gran proclama estelar y de manera organizada, Escada celebró su regreso a Berlín. La nueva colección de la segunda línea Escada Sport ofreció la quintaesencia de la moda invernal deportiva y alpina del pasado reciente. La marca mundial Hugo Boss, que tradicionalmente organiza el mayor espectáculo de la Fashion Week, esta vez presentó su línea Hugo de puro diseño, para la que el jefe de diseño Eyan Allen había diseñado una colección muy profesional aunque poco conmovedora.

Pero en la Fashion Week de Mercedes-Benz no solo participaron diseñadores alemanes. La marca belga de vanguardia A.F. Vandevorst inauguró el desfile en Bebelplatz con su segunda línea A.Friend. La marca Lena Hoschek de Austria es considerada una de las participantes habituales en Berlín, que presentó su moda inspirada en los años 50. El acento fuertemente escandinavo estuvo a cargo de las tres diseñadoras suecas Camilla Norrback, Ida Sjöstedt y Diana Orving, además de la marca danesa Bllack Noir, que cerró la semana de la moda el sábado por la noche. En esta temporada también se hizo presente un invitado estrella de USA: después de Calvin Klein en el verano, esta vez le tocó el turno a la marca denim Guess?, que estableció un lazo entre la Fashion Week de Mercedes-Benz y la feria del vaquero Bread & Butter.

De nuestro corresponsal en Berlín

Foto pasarela: A.Friend, A.F. Vandevorst

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO