Siete maneras en las que el retail cambiará radicalmente en los próximos años

Con el sistema de compras online en su mejor momento – se estima que el mercado de comercio electrónico crecerá 450 mil millones de euros hasta 2018 - y el diseño de ropa más innovador que nunca, la moda ha recorrido un largo camino en la década pasada. ¿Pero que reserva para el futuro?

Desde el escaneo virtual del cuerpo para encontrar la talla perfecta en una tienda online, hasta la descarga de la compra para imprimirla en 3D cómodamente desde casa, estas posibilidades que se avizoran en el horizonte se han discutido en la reciente Cumbre de Londres Decoded Fashion.

1. Compras redes sociales

Olvídese de las compras a través de anuncios de Facebook, o de dar un “me gusta” a los conjuntos de sus amigos. Net-A-Porter acaba de lanzar su propia red social a la que accede solamente por invitación. Se llama “The Net Set” y allí se puede seguir a íconos de la moda, ver las actualizaciones de estado de los diseñadores, conectarse con otros amantes de la moda y añadir fácilmente a la bolsa de compras los productos de Net -a-Porter.com.

Del mismo modo, la red social de base egipcia Slickr, también se dedica al shopping y a la inspiración a través de estilismos con imágenes de los productos que se pueden comprar fácilmente desde las tiendas online de marcas como Levi´s. “Históricamente, las compras han sido un pasatiempo social”, dice Alexandra Hoffnung, Directora Creativa de Comercio Social de Net-A-Porter. “El comercio electrónico presta menos atención al aspecto social, ahora es mas el “qué” en lugar del “quién”, queremos que lo social ocupe un segundo plano en las compras”, añade.

Siete maneras en las que el retail cambiará radicalmente en los próximos años

2. Asistentes de compras virtuales

Para una muestra de lo que nos depara el futuro al ir de compras, alcanza con observar la reciente inauguración de la tienda de la diseñadora estadounidense Rebecca Minkoff en Nueva York. La ha llamado la 'tienda del futuro'. Allí los clientes se encuentran con una pantalla gigante táctil que les permite en primer lugar, pedir una bebida, y luego navegar por las colecciones de manera virtual. El cliente puede añadir todas las cosas que le gustan a su carrito de compra, luego proporciona un número de teléfono móvil y a los pocos minutos le llega un mensaje de texto que le avisa que puede pasar a los probadores donde le espera la selección de sus prendas. Pero la tecnología inteligente no termina allí. Cada prenda está equipada con pequeñas etiquetas electrónicas, que pueden ser leídas por los espejos digitales de los vestidores.

A medida que el cliente se prueba las prendas, puede pedir a la diseñadora sugerencias acerca de cómo combinarlas, preguntando a través del espejo. Uri Minkoff, CEO de la compañía, explica que se trata de un sistema de compras 3.0 y revela que desde que funciona en la tienda, las ventas se ha incrementado dos veces y media. Mientras tanto, el personal de la tienda está siempre disponible para ayudar cuando sea necesario. El siguiente paso para la "tienda del futuro" - según Minkoff - es el auto-pago, esto es, encontrar una manera eficaz de limitar los riesgos de robo.

3. Tecnología para escanear el cuerpo

Las devoluciones son la pesadilla de las compras online, tanto para el cliente como para el comerciante. Pero, las nuevas tecnologías de escaneo del cuerpo están en camino para eliminar las diferencias que existen actualmente entre las marcas.

Siete maneras en las que el retail cambiará radicalmente en los próximos años

Impulsada por empresas como Bodi.Me, la tecnología puede funcionar de dos maneras. Por un lado, los clientes se miden a sí mismos al estilo tradicional y, a continuación, introducen sus datos en su perfil. La opción más avanzada, y probablemente más precisa, es la visita a un escáner corporal donde se escanean las dimensiones de la totalidad de su cuerpo y se introducen digitalmente en el sistema.

Una vez que la información se almacena, pueden comprar en diversas marcas a través del sitio Bodi.Me que además ofrece un asesoramiento. Por ejemplo, un comprador puede no saber si su talla M en Zara equivale a un 8 en Topshop, cosa que el sistema sí conoce ya que cuenta con los detalles de cada firma.

4. Tecnología sensorial para texturas

La tecnología permitirá recrear a través de un touch-pad sensorial las texturas de tejidos a través de pulsos electrónicos. Esto está aún en un horizonte lejano, pero en la Cumbre Decoded Londres, la periodista, autora y consultora Katie Barón habló sobre las posibilidades reales. Citó el Prototype Haptic Sensory Tablet creado por los laboratorios Fujitsu que ha encontrado una manera de transmitir a la superficie de la pantalla táctil las sensaciones táctiles de rugosidad y suavidad utilizando vibraciones ultrasónicas. En otras palabras, cuando un usuario toca la pantalla mientras visualiza una imagen, sus dedos reciben una simulación electrónica de la sensación verdadera de esa imagen.

5. La impresión 3D en casa

Algún día podremos hacer desde casa una impresión 3D, una tecnología que posiblemente es uno de los avances más radicales de nuestro tiempo. De esta manera, en lugar de comprar online una prenda y esperar a que la empresa la envíe en una caja, los compradores se abonan a un archivo descargable que contiene datos sobre el producto. Una vez que ha sido enviado por correo electrónico, el cliente envía el archivo a su propia impresoras 3D personal, y un rato más tarde podrá tener la prenda hecha.

El diseñador de zapatos Nicholas Kirkwood ha explicado el potencial de esta tecnología señalando que no sólo reduce los costes de envío, sino también impulsa la velocidad en la que se crean las prendas. “Creo que todos nos adaptaremos a la impresión 3D. Uno de los problemas de la moda en este momento es que algo que se muestra en la pasarela y que ha sido visto en todas partes, aparece tres o seis meses más tarde en las tiendas, y por tanto ya se ve viejo en la calle”.

6. El regreso de los catálogos

En lugar de esos libracos de papel que se entregan puerta por puerta, los catálogos del futuro son look books digitales que se pueden enviar a través del correo electrónico o simplemente compartir a través de un enlace.

Al navegar a través de este libro virtual, las imágenes se mueven en vídeos y permiten tener una idea más realista de cómo es la prenda. Alcanza con hacer un click sobre cualquier imagen para comprar de inmediato y pagar online. Marcas como Monsoon, Uniqlo y Matalan ya se han embarcado en este tipo de experiencia de compra, usando plataformas diseñadas por la compañía Ceros.

7. Cestas universales de compra.

Basado en la tecnología utilizada actualmente por la aplicación de reservas de transporte Uber, la idea detrás de las cestas de compra universales es que el comprador pueda ver un número ilimitado de diferentes sitios de compras, y pagar todo una sola vez. Esto significará que los datos de la tarjeta se guardan en dispositivos como ordenadores portátiles, teléfonos y tablets, a través de un software que pone en una misma sesión todos los datos de navegación de una persona.

Naturalmente, la seguridad de datos es de suma importancia, motivo por el cual este sistema de compras será abordado por muchos con temor. Pero, una vez que exista un sistema universalmente seguro, esto podría revolucionar la forma en que actualmente se compra en Internet, acelerando los tiempos de pago y envío y rompiendo las barreras entre los diferentes sitios de venta.

Original por Amy Lewis para FashionUnited UK. Traducido y editado por Daniela Santos

Foto: Cumbre de Londres Decoded Fashion, La tienda de Rebecca Minkoff, Lanzamiento de The NetSet

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO