• Inicio
  • Noticias
  • Retail
  • Moda ética: 5 claves para vender (o comprar) la ropa de los más pequeños de la casa

Moda ética: 5 claves para vender (o comprar) la ropa de los más pequeños de la casa

Por Sandra Bódalo Munuera

23 de nov de 2022

Retail

Imagen de “Forever Now”, la última campaña de Bobo Choses

Valencia - Se supone que cada vez somos más conscientes a la hora de comprar ropa. Cada vez hay más marcas de slow fashion, que cuidan el origen de sus tejidos, el proceso de creación y el resto de engranajes que se suman a la cadena textil para que una prenda acabe en nuestras casas. Crear un armario cápsula, saber qué es sostenible y qué no, optar por un diseño de autor, preferir la producción local… Pero, ¿y en el caso de la moda infantil? Como consumidor, ¿conocemos alternativas más allá del mass market? Y, lo más importante, como vendedor o retailer, ¿sabemos lo que hay que hacer y lo que no? De hecho, cuando se trata de niños y bebés, esta investigación debería ser todavía más minuciosa.

Hablamos con una especialista en la materia como es Bianca Fuentes, creadora del proyecto “Estilismo Consciente”, en el que diariamente lucha por demostrar que existe otra manera de vestir y consumir, desde la divulgación y la concienciación. La valenciana nos da las claves a la hora de seleccionar las prendas que vamos a vender en nuestro espacio o aquellas preguntas que deberíamos hacernos antes de iniciar cualquier proceso creativo para vestir a los más pequeños. Porque con este público, las buenas calidades, la elección de tejidos seguros o la comodidad es todavía más importante ¿Empezamos?

Imagen: “Tiny in Paris: Activities in plein air” es la nueva campaña de Otoño/Invierno de la firma Tiny Cottons

1. Piensa en el "todo"

Seleccionar teniendo en cuenta que son prendas fácilmente combinables ayuda a ver posibilidades al cliente. La finalidad de la ropa es ponerse el máximo número de veces, así es como se mide el precio final a través del consumo. También te permite ser coherente con la selección final y te añade la posibilidad de un stock más ajustado que permita con menos prendas coordinaciones dinámicas dentro de tu espacio.

2. Calidad y cuidado, dos conceptos que se entienden mejor juntos

Un tejido no hace que una prenda sea sostenible, las prendas que tienen un cuidado complejo generan mayor huella, se usan menos y tienen mayor posibilidad de estropearse aunque tengan una buena calidad.

  • Evita prendas con detalles que no permitan lavado frío en la lavadora
  • Tejidos que piquen o se enganchan con facilidad.
  • Recordar las mejores formas de limpieza: airear, eliminar el suavizante, ya que es un peeling que deteriora las fibras; usar jabones biodegradables, agua fría y tender a la sombra a excepción del blanco, usar bolsas de lavado espaciales con la ropa sintética…

Duplicar la vida útil de la ropa reduciría un 44 por ciento la huella de carbono de las prendas, tal como marca el informe “Valuing Our Clothes: the cost of UK fashion”.

Imagen: "It’s written in the stars”, la nueva colección FW22 de la marca de moda The New Society

3. La importancia de elegir bien los materiales

En realidad todo empieza con la elección de los tejidos, te damos tres consejos para escoger sabiamente:

  1. Los tejidos naturales no tienen que ser necesariamente más sostenibles. El algodón común, por ejemplo, es uno de los grandes problemas de la sostenibilidad por su huella hídrica y social.
  2. Las prendas que están fabricadas con una sola fibra son potencialmente reciclables.
  3. El cuero puede tener gran durabilidad pero el 80 por ciento está curtido con cromo (wet blue) que no es biodegradable e impacta en la salud y entorno de los trabajadores del cuero. Las prendas con curtido vegetal (wet white) o algunas opciones veganas (eludiendo las fibras sintéticas) evitan estos daños y no restan calidad al producto final.
Imagen: Campaña de la nueva colección de la firma atemporal y consciente Mipounet

4. Más allá de las certificaciones

Su procedencia y transparencia en la cadena de producción (diseño, tintado y estampación, patronaje, confección...) es igual de importante que los ya clásicos certificados que sólo comprueba si su origen es de cultivo orgánico. La información incompleta es una bandera roja para restar credibilidad por lo que siempre pregunta y comprueba su veracidad si tienes dudas.

5. La importancia del postconsumo

La moda sostenible es circular, crear un programa de recogida de prendas para donar o reciclar cuando su ciclo de vida termina, o facilitar servicios de compostura y reparación son acciones diferenciadoras y coherentes si defines tu negocio como responsable y ético.

Cinco marcas de moda infantil que son un ejemplo de moda ética:

Pincha en la lupa para ver más información y en las flechas para desplazarte de izquierda a derecha:

Bobo Choses
Mipounet
Moda etica
Moda Infantil
Probe Ballon
SOSTENIBILIDAD
The New Society
Tiny Cottons