Lord&Taylor cierra todas sus tiendas y liquida su inventario

Madrid – La icónica cadena de grandes almacenes estadounidenses Lord&Taylor, fundada en Nueva York hacia 1826, comienza a liquidar su inventario. Fase previa al cierre de toda su red comercial, integrada por 38 establecimientos físicos, así como de su página online. Una serie de decisiones que se llevarán a cabo bajo el amparo del conocido como “Capítulo 11” de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos. Disposición legal que permite a las empresas norteamericanas poder reorganizar su deuda financiera a partir de reguladas garantías legales, que la compañía solicitaba el pasado 2 de agosto tras declararse en quiebra.

Considerada como la cadena de grandes almacenes más antigua de todo el país, Lord&Taylor se adentra así en una nueva etapa de la fase de reestructuración financiera en la que se encuentra en estos momentos inmersa como consecuencia de su declaración del “Capítulo11”. Sin que ello represente que la compañía haya entrado en un proceso de liquidación, que por su parte pasaría a regirse por las disposiciones recogidas en el conocido como “Capítulo 7” de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos. Entendiéndose así esta estrategia adoptada por parte de los administradores concursales como una buena manera de rentabilizar el inventario y los activos de la compañía, todo ello mientras aguardan a la espera de encontrar un comprador que decida finalmente hacerse cargo de la empresa.

“Si bien todavía estamos analizando diferentes opciones”, explicaba Ed Kremer, director del proceso de reestructuración de la compañía, a través de un comunicado, “creemos que es prudente que al mismo tiempo pongamos en liquidación el resto de las tiendas con el objetivo de maximizar el valor del inventario, mientras buscamos distintas opciones para las marcas de la compañía”. A lo que añadía sentirse “extremadamente orgulloso de los continuos esfuerzos llevados a cabo por los miembros de nuestros equipos corporativos y de tienda, que han trabajado incansablemente durante estos últimos meses, y bajo unas condiciones sin precedentes, para preservar esta histórica marca”. “Tenemos un largo camino por delante”, subrayaba, y “estoy agradecido y orgulloso de la dedicación y la resiliencia de la que están haciendo gala nuestros equipos”.

De Calvin Klein a Tommy Hilfiger: liquidación en todas las tiendas con descuentos del 20 al 40 por ciento

El proceso de liquidación en todas las tiendas de la compañía arrancaba así el pasado jueves, 27 de agosto, como fase previa al cierre de los establecimientos y de la propia página online de Lord&Taylor. Desde donde de igual manera los clientes y consumidores pueden acceder a beneficiarse de unos descuentos generalizados que van del 20 al 40 por ciento. Unas promociones que se han aplicado a todas las categorías y al íntegro inventario de productos de Lord&Taylor, incluyendo tanto artículos existentes como las últimas novedades llegadas a tienda, entre ellas productos que todavía no habían pasado a ponerse a la venta, de firmas tan conocidas como Calvin Klein, Guess, Donna Karan o Tommy Hilfiger. Un stock en liquidación al que también se sumarán los equipamientos y el mobiliario de los propias establecimientos.

“Este proceso de liquidación brinda a los compradores la oportunidad de aprovecharse de un excepcional ahorro en la compra de unas marcas notables con descuentos rara vez vistos”, destacaba por su parte un portavoz de la joint venture creada por Hilco Merchant Resources y Gordon Brothers para supervisar el proceso de cierre y la liquidación de las tiendas. Todo ello mientras “los clientes”, añadía, “podrán continuar disfrutando del valor y del extraordinario servicio que podrían esperar de esta icónica compañía minorista” durante todo el tiempo que dure el proceso. Cuyos pormenores, en lo relativo a cierres y horarios de apertura, se encargarán de venir actualizando de manera continúa a través de su página online.

De los planes de relanzamiento a la quiebra

Fundada en Nueva York hacia 1826 y considerada la cadena de grandes almacenes más antigua de los Estados Unidos, Lord&Taylor era adquirida hace menos de un año por la compañía francesa Le Tote Inc. de manos de la canadiense Hudson’s Bay por 75 millones de dólares, más un pagaré adicional por valor de otros 25 millones.

Los planes de Le Tote, compañía especializada en alquiler de prendas, sobre Lord&Taylor pasaban por impulsar el relanzamiento de la cadena de grandes almacenes fusionándola con su plataforma de comercio online. Todo ello con el fin de generar una experiencia de compra plenamente inmersiva y omnicanal, adecuada a los nuevos tiempos y a los nuevos modos de compra de los consumidores.

Unos objetivos que finalmente echaba por tierra la irrupción de esta pandemia por coronavirus, cuyos estragos económicos sobre el retail norteamericano son ya más que considerables. Habiendo logrado poner ya en serias dificultades económicas desde su declaración, además de a Lord&Taylor, a compañías como Neiman Marcus, Brooks&Brothers, JC Penney, Tailored Brands o Authentic Brands.

Photo Credits: Tdorante10, Shinya Suzuki, Flickr.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO