Victoria Beckham lleva su último desfile al ministerio de Relaciones Exteriores en Londres

El ministerio de Relaciones Exteriores en Londres fue el lugar elegido por Victoria Beckham para su desfile de la Semana de la moda de Londres en la que presentó el domingo una colección marcada por la elegancia atemporal que caracteriza a su marca desde hace 11 años.

Un majestuoso patio interior rodeado de una bellísima columnata recibió las últimas creaciones de la ex Spice Girl.

A la entrada del ministerio, una veintena de militantes del movimiento ecologista Extinción Rebelión cuestionaban a los asistentes.

"Estamos aquí para protestar contra esta obsesión de comprar ropa nueva", explicaron, aludiendo al negativo impacto medioambiental que la moda estaría provocando.

Largos vestidos de seda, en rosa claro o violeta, y camisas con cuello en punta acompañadas de chaquetas de pata de gallo para dar un estilo muy setentero crearon siluetas vaporosas y naturalmente elegantes.

Todas ellas desfilaron ante la mirada atenta de la familia Beckham al completo: el exfutbolista David Beckham y los cuatro hijos de la pareja, Brooklyn, Romeo, Cruz y Harper, sentados en primera fila, al lado de la gran sacerdotisa de la moda Anna Wintour, editora jefa de la edición estadounidense de la revista Vogue.

"La ligereza, la simplicidad y la libertad son ideas que han presidido la composición de esta colección", explicó Victoria Beckham en la presentación. "He jugado entre el corte masculino ajustado y vestidos amplios que dejan respirar al cuerpo, vestidos femeninos y un poco románticos", agregó.

Como colores, Beckham eligió el beige, el camel y un amarillo suave contrastado con un verde hierba o un violeta llamativo. Tonos únicos y pocos estampados vivos sobre un fondo más oscuro.

"Es algo que no habíamos hecho antes", explica la diseñadora, que apuesta por "una nueva forma de vestir de manera sexy sin restricciones y sin mostrar demasiado".

"Para mí, todo esto representa a una mujer que se siente cómoda y sensual al vestirse así", dijo, refiriéndose a su nueva colección.

Vistiendo una camisa color camel y un pantalón de cintura alta color vino, la diseñadora saludó rápidamente al público, sonriente, tras el desfile.

Moda y belleza

La marca Victoria Beckham cuenta con 400 puntos de venta en 50 países. Las ventas de la marca aumentaron un 15 pour cent pero sigue habiendo pérdidas.

Tras crear su marca en 2008, la Beckham acaba de lanzarse al sector de los cosméticos, con su marca Victoria Beckam Beauty. Para ello se asoció con Sarah Creal, ex directiva de Estée Lauder.

Las dos mujeres prometen productos de lujo eficaces y con la menor cantidad de químicos posible. Sin apenas plástico y usando materiales reciclables y biodegradables.

Otro punto fuerte del fin de semana fueron las creaciones vaporosas de la británica Molly Goddard, presentadas en un marco art deco de un gimnasio de Londres.

Faldas y vestidos voluminosos pero ligeros, en amarillo vivo, coral o azul, combinados con botas de cuero con poco tacón. Largos lazos rojos que se añaden en los hombros de piezas tricotadas en rosa, vestidas sobre vestidos negros con estampados florales.

La diseñadora aseguró que para este desfile se basó en sus mejores colecciones anteriores. "Miré lo que he hecho en los últimos cinco años y lo que más me gustó de todo lo que hice y recreé esos modelos, los hice más grandes y con más calidad", explicó.

Fotos: Victoria Beckham SS20

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO