La 46a edición de la Semana de la Moda de Sao Paulo, la más importante de América Latina, arrancó con aires de renovación: no solo de escenario, sino también con cambios en la estructura del evento y el debut de nuevas marcas.

"Tran[sp]posición" es el tema de esta cita y entre las novedades trae talleres, exposiciones y charlas, así como cuatro marcas debutantes. Como es tradición, el evento más importante de la moda del continente comenzó el domingo con un desfile inaugural que en esta ocasión correspondió a la joven marca Lilly Sarti, de las hermanas Lilly y Renata Sarti, que abrieron su pasarela en el centro de Sao Paulo.

Con "Heritage" las hermanas Sarti presentaron un invierno colorido, pero con pocas estampas. Piezas voluminosas, con flecos, dominaron la fría noche paulistana. Algunas rayas y animal print se mezclaron entre los tonos ocres, azules, bordó, blanco y negro en looks que privilegiaron una silueta acinturada.

Viejos conocidos de la fiesta de la moda brasileña, como Osklen y Reinaldo Lourenço, hicieron acto de presencia entre lunes y martes ya en la nueva sede, fijada en un galpón industrial en la zona oeste de la ciudad.

Tolerancia

Como en cada edición, el minero Ronaldo Fraga se destacó en la muestra con un desfile que presenta mucho más que ropa y tendencias. En esta ocasión, el conocido diseñador expuso una reflexión sobre intolerancia fuertemente influenciada por el conflicto entre judíos y palestinos.

La inspiración de Fraga fue un viaje a Tel Aviv en 2017. "Estamos mostrándonos como una sociedad en extremo intolerante. Intolerante con las diferencias y con las minorías. En este desfile quería hablar de eso", afirmó el minero a los medios.

La pasarela de Fraga giró en torno a una larga mesa con un banquete en la que se sentaron los modelos y algunos espectadores invitados al cierre del desfile. Una vez más, presentó una alineación de modelos diversos cada vez más representativos de las calles.

El tono privilegiado fue el azul. La colección, austera, mostró algunas pocas estampas y bordados artesanales.

Las debutantes Piet, Cacete Company, Torinno y Bobstore llegaron con todos los hierros.

Torino estrenó el lunes con una pasarela urbana y llena de azul, verde, blanco y negro. La estrella del desfile de moda masculina fue la actriz brasileña Deborah Secco, que impactó con su nuevo aspecto marcado por el cabello bastante corto.

Cacete Company, que desfilará el viernes, promete una colección inspirada en "la cultura pornográfica subversiva" de la década de los 90. Piet presentará el mismo día "Montaña", una colección que se nutre del vestuario de deportes como caminata y montañismo. Bobstore mostrará este miércoles su trabajo inspirado en la pintora Georgia O'Keeffe.

La Semana de la Moda de Sao Paulo, que presentará un total de 31 desfiles, cierra el viernes. (AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO