Prada presenta un festival de colores durante la Semana de la Moda de Milán

La casa italiana Prada, que empieza a preparar una sucesión familiar, presentó el domingo una colección masculina de primavera-verano 2019 repleta de colores y con un corte esmerado, en el tercer día de la Semana de la Moda de Milán.

El primer grupo de la industria del lujo italiana, Prada ha atravesado unos años complicados, pero desde finales de 2017 sus ventas repuntaron. No han sido pocas las casas que han fusionado sus desfiles masculinos y femeninos, haciendo de esta Semana de la Moda masculina una cita muy femenina, pero la casa milanesa optó por mantenerse fiel a la tradición y presentar únicamente una colección masculina.

El hombre de Prada lleva un suéter de punto de manga corta azul con un pantalón verde pino o un suéter verde con pantalón amarillo. También luce un "chapka" -el gorro típico ruso- incluso en verano y nunca sale sin su pequeño bolso colgado del hombro.

Los pantalones cortos -de un solo color o con estampados explosivos- son muy cortos y ceñidos, y se llevan con calcetines deportivos, zapatillas o zapatos náuticos. "He intentado hacer [una colección] elegante de un nuevo modo. He trabajado mucho en el diseño [...] para tener la chaqueta perfecta, el pantalón corto perfecto...", explicó Miuccia Prada después del desfile, subrayando que había diseñado el vestuario para "jóvenes sexis".

Al desfile asistió Lorenzo Bertelli, hijo mayor de Miuccia Prada y Patrizio Bertelli, el dúo que se encuentra al frente de la casa de moda italiana.

Prada presenta un festival de colores durante la Semana de la Moda de Milán

El grupo no se vende

Bertelli anunció recientemente que Lorenzo, que en septiembre devino el último jefe de comunicación digital del grupo, podría dirigir Prada algún día. Piloto de ralis, Lorenzo, de 30 años, se incorporó en 2015 al consejo de administración de la empresa.

"Lorenzo está adquiriendo experiencia en la empresa, principalmente en comunicación. Se prepara para convertirse un día, si quiere, en el jefe de Prada", declaró Patrizio Bertelli durante la inauguración de una nueva fábrica del grupo en la Toscana, el 8 de junio.

Sin embargo, precisó que a pesar de sus 72 años, no veía razones para jubilarse de momento. Su esposa tiene 70 años. Por otro lado, Patrizio Bertelli descartó que la familia pueda vender su participación del 80% en el grupo, que también cuenta con las marcas Miu Miu, Church's y Car Shoe. "No vendemos, no venderemos nunca", recalcó durante la inauguración.

Los grupos franceses Kering y LVMH compraron en los 20 últimos años varias marcas de lujo italianas, como Gucci, Loro Piana o Fendi. Patrizio Bertelli y su esposa transformaron Prada -una pequeña empresa milanesa de marroquinería fundada en 1913 por el abuelo de Miuccia- en un gigante del lujo.

Pero la casa, que cotiza en la bolsa de Hong Kong, registró una bajada de ventas y beneficios en los últimos años. En 2017, su beneficio neto bajó un 10,5 por ciento, a 249 millones de euros, mientras que su volumen de negocios se redujo un 3,6 por ciento hasta los 3.100 millones de euros.

Sin embargo, la tendencia se invirtió a finales del año pasado y la recuperación se confirmó durante la primera parte del 2018. El grupo se beneficia principalmente de la fuerte demanda de lujo de China,donde sus ventas subieron un 8 por ciento con tasas de cambio constantes el año pasado. (AFP)

Fotos: Prada SS19, Catwalkpictures

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO