(Publicidad)
Michael Kors hace desfilar por primera vez a una modelo talla grande

¿La dictadura de la delgadez está en declive? Michael Kors es uno de los primeros grandes nombres de la moda que osa colocar sobre las pasarelas a una modelo "talla grande", Ashley Graham. Para la presentación otoño-invierno del diseñador neoyorquino en la Semana de la Moda de Nueva York, Graham, que utiliza una talla 48, vistió un abrigo de piel gris sobre un vestido negro hasta la rodilla, con un gran cinturón negro.

Desfiló justo antes de la célebre top model Bella Hadid, y fue seguida por otra gran estrella de las pasarelas, Kendall Jenner. La modelo estadounidense, de 28 años, seguida por más de tres millones de personas en Instagram, ya había ocupado los titulares el año pasado, cuando fue la primera modelo de talla grande que participó en el célebre número especial trajes de baño de la revista Sports Illustrated.

También fue portada de Vogue en marzo, junto a otras modelos. Kors, de 57 años, parece haber evolucionado bastante desde la Fashion Week de septiembre, cuando explicó al diario USA Today que era imposible incluir a modelos de talla grande en los desfiles por razones "logísticas".

Michael Kors hace desfilar por primera vez a una modelo talla grande

El umbral de la alta costura

En un país como Estados Unidos, donde muchas mujeres utilizan tallas grandes, las modelos que visten un 44 o más tienen más trabajo que en Europa, y muchas marcas adaptaron a ellas su colección: es el caso del gigante sueco H&M, que en 2013 presentó una colección de trajes de baño para otra modelo "plus size", Jennie Runk.

Pero aún queda por franquear el umbral de la alta costura, impermeable todavía a esta forma de democratización. El gesto muy simbólico de Kors -los otros modelos hombres y mujeres tenían la delgadez habitual- podría animar a otros creadores a imitarlo. Graham se hizo conocida al posar sobre todo para la marca de lencería Lane Bryant, cuya última colección fue diseñada por Prabal Gurung, otro grande de la moda que se ha comprometido con las mujeres voluptuosas.

Michael Kors hace desfilar por primera vez a una modelo talla grande

Bloqueo cultural en Europa

Las primeras reacciones a la innovación de Kors fueron positivas en Twitter, donde una joven de San Francisco comentaba: "No puedo estar más orgullosa de ver mi talla representada en la Semana de la Moda". En Europa, y en Francia particularmente, el bloqueo cultural parece no obstante más difícil de superar.

"Para París, capital de la moda, del lujo, es una cuestión de imagen, nadie tiene ganas de ver una parisina con curvas. En la cabeza de las personas, en el extranjero, (la francesa clásica) es Inès de la Fressange, es Coco Chanel, y las curvas no pegan", explicó en 2015 la modelo de talla grande francesa Clémentine Desseaux.

Michael Kors hace desfilar por primera vez a una modelo talla grande

Y nadie olvidó el veredicto fatal de Karl Lagerfeld, pronunciado en 2013: "Nadie tiene ganas de ver a gordas en el podio. Son las mujeres gordas sentadas frente a la televisión con su paquete de papas fritas las que dicen que las modelos son espantosas. La moda es sueño e ilusión". Además de la talla, Kors innovó en otras áreas el miércoles: su desfile incluyó a la modelo de 43 años Amber Valetta, y fue retransmitido por la primera vez en directo por Twitter.

Al ritmo de "Sweet dreams" de Eurythmics -versión para un conjunto de cuerdas, dirigido por Michel Gaubert- Kors mostró tapados y camperas de piel (a veces falsa, a veces de zorro o conejo), conjuntos monocromos de inspiración militar para los hombres y vestidos brillantes negros o dorados para las mujeres.

Hubo asimismo una abundancia de materiales cálidos y confortables como la lana, la piel, el cuero de oveja, con cortes muchas veces largos para protegerse del helado invierno. (AFP)

Fotos: Catwalkpictures