Madrid- La edición británica de la revista Marie Claire dejará de publicarse en papel, después de 31 años, pasando a estar presente exclusivamente de manera digital. Una nueva estrategia emprendida por la encargada de su publicación, la compañía británica TI Media, que no afectará a las ediciones de la cabecera en otros países.

El cambio en el modelo de publicación que experimentará la revista en Reino Unido, surge tras la adquisición en febrero del año pasado de TI Media por parte del fondo de inversiones británico Epiris. Que habría desembolsado una cantidad cercana a los 130 millones de libras, por hacerse con la compañía responsable de la edición de más de 40 medios y revistas, entre las que se encuentran las cabeceras de Wallpaper, Country Life o Woman. Momento tras el cual los nuevos propietarios habrían decidido impulsar una nueva política, dirigida a centrarse en los títulos más rentables de la compañía.

“Durante más de tres décadas Marie Claire UK ha liderado temas realmente importantes paras las mujeres, desde la campaña por el empoderamiento hasta el cambio climático, al tiempo que les proporcionaba moda premium y belleza en línea con los intereses de su propia vida cotidiana”, indicaba en unas declaraciones recogidas por The Guardian Marcus Rich, director ejecutivo de TI Media.

La compañía, que opera la publicación a través de una “joint venture” con Marie Claire Album, se centrará ahora en reforzar la edición digital de la revista potenciando áreas como la de Marie Claire Edit. La plataforma e-commerce que lanzó a finales del pasado año, desde la que facilita la compra directa de artículos de importantes firmas y compañías de moda como Farfetch, Selfridges, Asos, Topshop o Net-A-Porter.

Un nuevo enfoque digital

Publicada por primera vez en Francia en el año 1937, Marie Claire lanzó su edición impresa en el Reino Unido en 1988. 31 años ininterrumpidos de una publicación de la que fueron responsables editoras como Glenda Bailey (1988 a 1996), Liz Jones (1999 a 2001) o Marie O’Riordan (2001 a 2009), la primera en poner a un hombre —David Beckham— como protagonista de portada de la revista.

Con la cancelación de su edición impresa, Marie Claire UK se suma a la larga lista de publicaciones que en los últimos años se han visto fagocitadas por el aumento de los medios de contenido digital, sin haber sido capaces de adecuarse a los gustos y necesidades de los nuevos consumidores de las revistas impresas. Como han sido los casos de la americana “Interview”, que cerraba tras cuarenta años en 2018, de la española Interviú, que hacia lo propio durante aquel mismo año, de las revistas de la propia TI Media NME y Now, o el de otras ediciones como Glamour UK. Cuya propietaria, la editorial Condé Nast, decidía transformar en una publicación bianual al tiempo que potenciaba su estrategia digital.

En declaraciones a la BBC, una portavoz de Marie Claire apuntaba en el mismo sentido, que la medida ocurría como consecuencia de que “los consumidores y anunciantes han acelerado su paso a las alternativas digitales”. Un hecho que “ha tenido un impacto significativo en el nivel de publicidad impresa. En todo el sector de la moda y belleza, la publicidad impresa ha disminuido un 25 por ciento en 2018 y continúa cayendo a un ritmo mayor del 30 por ciento en 2019”. Por lo que “una estrategia centrada en el negocio digital de Marie Claire UK le dará a la marca la mejor oportunidad para asegurar un futuro rentable y sostenible”.

“Estamos encantados de trabajar con TI Media en esta importante revolución de la marca Marie Claire”, declaraba por su parte Jean de Boisdeffre, director ejecutivo de Marie Claire International. “Después de más de 30 años de logros en el Reino Unido, este nuevo enfoque digital proporcionará a la plataforma el impulso necesario para lograr muchos más éxitos a lo largo de las próximas décadas”.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO