La pasarela de Milán da una lección de estilo y geometría

Desde pantalones vaqueros juveniles de la marca Diesel a prendas elegantes y clásicas de Emporio Armani, los creadores que expusieron este viernes en la pasarela de Milán concordaron en apostar por las telas con motivos geométricos y la mezcla de materiales.

Diesel

La firma italiana Diesel, que desfilaba habitualmente en Nueva York decidió volver a su hogar para mostrar una línea de lujo bautizada como Diesel Black Gold. Para la ocasión el creador Andreas Melbostad diseñó una propuesta con un aire de rebeldía pero siempre supeditado con la tradición artesanal de las marcas italianas.

La pasarela de Milán da una lección de estilo y geometría

Los elegantes vestidos plisados, con marcadas cinturas apuntaladas por cinturones de cuero adquirieron un tono más juvenil con las botas militares negras que vistieron las modelos.

Armani

Armani también apostó por los colores oscuros, pero conservando un estilo clásico: cinturones negros, cómodos pantalones con pinzas, pantalones cortos y abrigos sinuosos. El creador italiano animó su colección con figuras geométricas en los estampados de las telas pero también decorando la bisutería y los bolsos. A los coloridos motivos geométricos, que rompieron la monocromía del negro invernal, Armani sumó bordados e incrustaciones en las prendas, con las que jugó para formar íconos de caras sonrientes que recordaban el lenguaje informático.

La pasarela de Milán da una lección de estilo y geometría

Iceberg

Siguiendo la misma tendencia, el austríaco Arthur Arbesser creó una colección para Iceberg en la que exploró con toda la paleta de colores. Vestidos largos negros con pequeños cuadrados incrustados o abrigos largos de estampados que mezclaban el negro y el blanco pero animados por accesorios en tonos rojos que se acercaban al coral. Los minúsculos cuadrados de colores estridentes se colaron en todas las prendas, desde los pantalones de seda hasta largas faldas de tela de malla.

Marco De Vincenzo

Marco De Vincenzo prefirió jugar con líneas diagonales, las diferencias de volumen y los contraste de colores, con tonos muy vivos que resaltaban del negro de base. El creador trabajó jugando con la percepción visual y sensorial multiplicando la experimentación con distintos materiales en prendas donde conviven fieltros bordados, sedas traslúcidas y abrigos de piel de peluche.

A video posted by etro_official (@etro_official) on

Etro

La casa Etro fue la encargada de darle un toque clásico a la jornada con muchos encajes, bordados y vestidos vaporosos hasta el suelo. Las propuestas combinaron amplios abrigos de lana con estampados escoceses sobre vestidos de seda con lentejuelas incrustadas. En todas las creaciones, el diseñador guardó un espacio para las perlas, las mostacillas, las guirnaldas de flores e incluso algunas prendas estaban adornadas con dragones dorados bordados. (AFP)


 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO