Henry Moore inspiró a Burberry, la tradición a Pringle y Mulberry

El arte del escultor inglés del siglo XX Henry Moore inspiró la colección de moda prêt-à-porter otoño/invierno 2017 presentada este lunes en Londres, que jugó a maridar contrastes. Entre esculturas de bronce del artista de Yorkshire, la colección para ambos sexos de Christopher Bailey varió volúmenes de mangas y combinó delicados encajes con pulóveres tradicionales británicos deconstruidos en la forma.

Sentadas en primera fila, Tinie Tempah y Naomi Campbell no se perdieron un solo detalle de esta colección que osó ir mucho más lejos que las clásicas variaciones sobre la gabardina características de Burberry. "Fue un estudio del hombro, en la gabardina el hombro es fundamental, con su solapa asimétrica, y los hombros también fueron algo importante para Moore", dijo Bailey a la prensa tras el desfile.

Casi toda en blanco y negro, la colección sumó toques de índigo y algunos motivos estampados inspirados en bocetos del artista. "Puse mi corazón en esta colección", comentó Bailey. En una modalidad que desde hace un tiempo está revolucionando el mundo de la moda y que también adoptó ahora Burberry, la colección quedó disponible a la venta simultáneamente al desfile.

Henry Moore inspiró a Burberry, la tradición a Pringle y Mulberry

Pringle, Mulberry y la tradición

Aunque la Semana de la Moda de Londres sea tan cosmopolita como la capital británica no deja nunca de ser el referente para las marcas emblemáticamente británicas como también lo es Pringle of Scotland.

Dos siglos de antigüedad y una fama mundial jamás desmentida en materia de pulóveres de lana permitieron a Pringle darse el lujo de jugar con los motivos tradicionales del tartán escocés o sobredimensionar el broche del kilt. El clásico motivo de rombos, antes reservado a los golfistas, regresa en prendas de estilo deportivo con vistosos tonos azules y anaranjados. Al frente de Mulberry, otro ícono del británico del vestir, el diseñador Johnny Coca se inspiró en el estilo ecuestre y rural inglés a la hora de crear su colección.

Las faldas están diseñadas como para montar a la amazona y algunos vestidos evocan las mantas que se colocan sobre los equinos para abrigarlos durante la noche en las caballerizas. Hubo chaquetas de tweed XXL, blusas a rayas y carteras inspiradas en las cajas para sombreros, así como bordados floreados reminiscentes de las posadas residenciales de la campiña inglesa. "Se trata de hacer que algo tradicional se vea novedoso. Tomar estos estilos arquetípicamente ingleses y hacer que luzcan bien en el mundo de hoy", comentó Coca. (AFP)

Fotos: Website Burberry

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO