Grandes marcas internacionales de fast fashion siguen apostando por Chile

La desaceleración de la economía local es una de las noticias más repetidas en los diarios chilenos en los últimos tiempos. De acuerdo con datos del Banco Central, mientras que el crecimiento del PIB del país fue del 4,1 por ciento en 2013, para 2014 se espera un crecimiento del 1,8 por ciento y para 2015 la cifra esperada es del 3 por ciento. Por otra parte, el desempleo está en alza. Después de tocar un mínimo de 5,7 por ciento al final del 2013, en el tercer trimestre de 2014 alcanzó el 6,6 por ciento.

A pesar de la realidad que muestran estos datos, en el sector de la moda hay reconocidas marcas internacionales que siguen apostando por el país. Un ejemplo de esta tendencia se aprecia en el ámbito del fast fashion. Marcas que llegaron en los últimos años siguen creciendo, mientras que otras nuevas se suman.

La última novedad en Chile es la llegada de Aéropostale, que en octubre de 2014 abrió su primer local en el mall Parque Arauco. Esta empresa se enfoca en los adolescentes y también maneja la marca de ropa infantil P.S. from Aéropostale. El plan para los próximos 3 años es abrir un total de 10 tiendas en el país. Otra de las novedades del año 2014 es la llegada de la marca Celio*, que abrió una tienda en el portal La Dehesa y otra en el mall Plaza Oeste. Celio* fue traída por el holding de retail Modella Group, que comercializa marcas como Perry Ellis, Hugo Boss y Trial. En 2015 su plan es abrir dos locales más.

Forever 21 es otro de los jugadores de fast fashion que está en expansión. La empresa abrió su primer local en octubre de 2013 y en el año 2014 abrió dos locales más. Próximamente abrirá su cuarta tienda en el mall Costanera Center, que será la más grande del país. El plan de la empresa es llegar a tener entre 10 y 12 tiendas para 2016 o 2017.

Grandes marcas internacionales de fast fashion siguen apostando por Chile

H&M llegó a Chile en marzo de 2013, siendo su tienda de Costanera Center la primera operación en el hemisferio sur. La empresa ha tenido gran éxito en ventas desde su llegada y su plan es abrir una nueva tienda en el mall Casa Costanera, centro comercial cuya apertura está prevista para los primeros meses de 2015. Este nuevo mall, que abrirá en la comuna de Vitacura, donde habitan muchas personas de altos ingresos, apunta a ofrecer una experiencia de compra original e innovadora y es otro ejemplo de que las inversiones en el ámbito de la moda no están detenidas.

En el mall Casa Costanera está prevista también la apertura de un local de Gap Kids. Gap llegó a Chile en 2011 y si bien su ritmo de expansión ha sido moderado (actualmente Gap cuenta con 5 tiendas), es una marca consolidada y que sigue creciendo. Lo mismo ocurre con Zara, que llegó a Chile en 1999 y cuenta con 9 tiendas a nivel nacional.

En realidad las perspectivas de crecimiento de las marcas no solo pueden apreciarse observando el aumento del número de locales, sino también en la evolución de sus ventas. De acuerdo con la investigación de Euromonitor, las importaciones en valor de los primeros nueve meses de 2014 de varias de las marcas mencionadas superaron a las de los primeros nueve meses de 2013, haciéndonos suponer que el crecimiento de las ventas también será positivo. En el caso de Zara fueron 5 por ciento más altas en 2014. En el caso de Gap, un 11 por ciento más altas.

Para H&M fueron prácticamente iguales en ambos períodos, pero hay que considerar que enero y febrero de 2013 fueron particularmente altos ya que la cadena recién estaba iniciando operaciones en el país. En el caso de Forever 21, los períodos mencionados no son comparables pues esta empresa inició sus importaciones en julio de 2013. Pero es interesante ver que el monto importado por Forever 21 en el trimestre julio-septiembre de 2014 superó al monto importado por ella en el semestre enero-junio 2014. Es evidente que las importaciones de fast fashion en 2014 están lejos de mostrar una desaceleración.

Entre las razones de la continua expansión del sector hay algunas propias del negocio del fast fashion y otras propias del contexto. Entre las primeras podemos mencionar el atractivo que tiene para los consumidores la estrategia de ofrecer moda y calidad a precios relativamente bajos, que no debería decrecer en tiempos de desaceleración económica. También hay una valoración por la constante renovación de stocks y por el origen extranjero de las marcas, en especial por las de Estados Unidos. Entre las razones del entorno podemos mencionar los bajos aranceles a las importaciones y la estabilidad económica y política. En resumen, las empresas de fast fashion siguen apostando por Chile porque miran al largo plazo y consideran la desaceleración actual como algo temporal.

Por Andrés Chehtman, Analista de investigación en Euromonitor International

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO