• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • De profesión: Fotógrafo de moda

De profesión: Fotógrafo de moda

Por Marta De Divitiis

7 de feb de 2022

Moda |ENTREVISTA

Imagen: Otávio Sobrinho Cigano y Larissa Offredi (Otávio Fotografando)

Entre todas las profesiones relacionadas con la moda, la fotografía es una de las fundamentales. Tuvimos la oportunidad de conversar con el brasileño Otávio Roberto Costa Sobrinho, conocido como Otávio Sobrinho Cigano (Gitano), fotógrafo especializado en el sector.

Imagen: Otávio Sobrinho Cigano y Larissa Offredi (Otávio Fotografando)

Se graduó en Moda en el Centro Tecnológico de la Industria Química y Textil, de Río de Janeiro y en fotografía en ABAF, la Asociación Brasileña de Arte Fotográfico. Es de origen gitano (de ahí el gitano en el nombre) y cuenta que comenzó a interesarse por las lentes cuando era niño, viendo a su padre que solía fotografiar las fiestas de la comunidad. Vive entre Brasil y Portugal desde pequeño y ha tenido la oportunidad de fotografiar las principales semanas de la moda a nivel mundial, así como también trabajar para revistas, catálogos y eventos.

¿Cómo llegó a la fotografía de moda?

Cuando comencé en la fotografía a los 14 años empecé, como casi todo el mundo, pasando por varias etapas: casamientos, trabajé como asistente y llegué incluso a hacer fotos policiales para un periódico de Río de Janeiro cuando ya era mayor de edad.

Cuando empecé en la fotografía, a los 14 años, empecé como casi todo el mundo, pasando por varias fases: bodas, eventos, hice mucha asistencia e incluso hice fotos policiales para un periódico de Río de Janeiro, cuando era mayor de edad.

Pero incluso antes de estudiar moda, tenía una marca de estampación y luego una marca de moda; A menudo fotografiaba las piezas para enviar a los clientes. Salí con una modelo que me presentó a un fotógrafo que tenía un estudio en Ipanema, donde tuve contacto con editoriales y catálogos de moda. Quedé fascinado cuando vi fotos de joyas y comencé a hacer fotos de modelos y productos.

Luego, a fines de la década de 1980, había algunos eventos de moda que se llevaban a cabo en los clubes nocturnos de Río, como Hippopótamus y con modelos famosas, que frecuenté y fotografié. A partir de ahí empecé a hacer muchas fotos de backstage, de eventos de moda, como los de Yes Brazil, Fabricatto, Ellus. La semana de Barra Shopping y Phitoervas Fashion en São Paulo, durante la década de 1990 me marcó mucho. También trabajé con revistas aquí en Brasil, en la editorial Bloch.

En el antiguo Morumbi Fashion me acreditaron como fotógrafo internacional porque hice las semanas de moda europea y de Estambul. Hasta el día de hoy cubro SPFW - São Paulo Fashion Week - que me encanta, me siento abrazada por São Paulo cuando estoy allí y siempre me emociono al final del evento. En Portugal trabajé con una agencia que hacía campañas de moda y aún sigo trabajando con ellas hoy, ya que divido mi tiempo entre Brasil y Portugal.

Imagen: Otávio Sobrinho Cigano y Larissa Offredi (Otávio Fotografando)

¿Qué tipo de dificultades enfrentan los fotógrafos?

La primera es entrar en el mundo de la moda. Es un universo un tanto cerrado, las personas que trabajan en la moda, tanto en Brasil como en el extranjero, ya sean estilistas, costureras, periodistas, se retraen, incluso sin darse cuenta. Esto dificulta el circuito, que es muy cerrado. Soy una persona muy habladora y sociable y siempre busco ser más empática.

Para mí también falta un poco de empatía en el segmento, que vive dependiendo de la apariencia. En cuanto a la fotografía, es necesario valorarse a sí mismo y no trabajar por ningún valor, solo para decir que estás trabajando en moda, algo que sucede mucho. El equipo que utilizamos es muy caro y hay una cierta presión para trabajar con equipos de última generación, aunque las fotos no resulten ser de la mejor calidad.

Nos juzgan por el equipo y las marcas, que saben esto, siempre lanzan nuevos equipos. La moda es mucho más glamour y menos dinero, me atrevo a decir que se gana más haciendo fotografías de publicidad.

Imagen: Otávio Sobrinho Cigano y Larissa Offredi (Otávio Fotografando)

¿Cuáles son las habilidades fundamentales para ser fotógrafo de moda?

En primer lugar, a uno le debe gustar la moda y trabajar con personas. La amabilidad y la cordialidad, además de la salud es fundamental cuando fotografiarás una semana de la moda. Los pits de los fotógrafos, desde finales de la década de 1990 siempre están abarrotados y es necesario posicionarse bien para fotografiar, sin pisotear a nadie (de ahí la necesidad de cordialidad y amabilidad).

Salud porque una semana de moda cansa mucho, cuando se acaba tenés los pies ampollados, varios dolores por llevar el equipo de aquí para allá. Ser rápido y muy atento a los detalles es importante, a veces estudias una pasarela y cuando comienza el desfile la luz que había en el ensayo cambió. Así que hay que ser rápido y cambiar las lentes, por ejemplo. Estudia siempre y no tengas miedo de innovar, sobre todo a la hora de hacer un editorial o una campaña.

¿Qué expectativas tiene para el futuro?

Espero que la fotografía vuelva a ser valorada, especialmente por fotógrafos que han estudiado mucho para llegar a donde han llegado. Hoy en día con las redes sociales, todo el mundo se piensa fotógrafo y vende o hace fotos prácticamente gratis, devaluando la profesión. Así que para ese fotógrafo que trabajó duro para llegar a donde llegó, no siempre vale la pena salir a fotografiar.

A veces ganas casi lo que gastaste en transporte para llegar al evento, lo que no vale la pena. Mi expectativa es que la fotografía vuelva a ser valorada y mejor pagada. También espero que el equipo sea más práctico y ligero (risas).

Fotos: Otávio Sobrinho Cigano y Larissa Offredi (fotografiada por Otávio)

Este artículo fue originalmente publicado en FashionUnited.BR, y traducido y editado al español por Cynthia Ijelman.

Fotografia
TRABAJAR EN MODA
WORKINFASHION