ChicBack: «Un producto diseñado por mujeres y para mujeres, que nos permite lucir nuestras espaldas»

Madrid – Comenzaron su andadura hace solamente ocho meses, y en este tiempo ya han logrado vender más de 10.000 artículos. Piezas que nacen de una idea aparentemente tan sencilla como la de unas tiras decorativas intercambiables, que permiten lucir escotes a la espalda de una manera tan confortable, como original. Un artículo especialmente codiciado en estas fechas de fiestas y celebraciones, pero que lejos de lo que pueda parecer a simple vista, también son perfectamente adaptables a la comodidad del día a día. Así nos lo asegura Natalia Martínez, una de las socias fundadoras de ChicBack. La firma española de artículos de moda íntima que parece haber encontrado la clave para los siempre complicados, cuando no comprometidos, escotes a la espalda. Prendas que además vienen confeccionadas de una forma social y éticamente comprometida, gracias a una colaboración con la Fundación Juan XXIII Roncalli.

¿Cómo surgió la idea de crear ChicBack?

La idea surgió en un primer momento como respuesta a una necesidad personal, para desde ahí evolucionar y plantearla como una solución al problema que tenemos muchas mujeres llegada la hora de vestir escotes a la espalda. Así es como realmente nos lanzamos a crear ChicBack. Un producto diseñado por mujeres y para mujeres, que nos permite lucir nuestras espaldas de una manera tan cómoda como diferente.

Y cuéntanos, ¿exactamente cómo funciona?

La idea es muy sencilla. Se trata de un sujetador básico en el que la copa se puede combinar con diferentes tiras decorativas totalmente intercambiables. Unas tiras que están especialmente concebidas para lucir en escotes a la espalda.

Hasta ahora las mujeres siempre procurábamos que no se nos viera la antiestética tira trasera del sujetador, para lo que buscábamos toda clase de alternativas para que nuestro pecho pudiera ir igualmente sujeto, o incluso decidiendo directamente prescindir del sujetador. Pero con ChicBack nada de eso ya es necesario. Ahora todas las mujeres tenemos la oportunidad de lucir la espalda sin tener por qué renunciar a llevar sujetador. Además, nuestros sujetadores disponen de tirantes multiposición que pueden colocarse en hasta tres formas diferentes: al cuello, cruzados o de la forma tradicional. Lo que permite que puedan ajustarse a cualquier tipo de prenda.

Además de ser intercambiables, ¿vuestras tiras pueden emplearse también como añadido de cualquier sujetador? ¿O exclusivamente con vuestros modelos?

No, únicamente pueden utilizarse con nuestros modelos de sujetador. Pero tan solo es necesario hacerse con uno de ellos para poder emplear cualquiera de nuestras tiras ChicBack. Hablamos de un catálogo en el que ya contamos con hasta 15 referencias diferentes, y que por supuesto tenemos intención de continuar ampliando con nuevas colecciones que complementen a los modelos ya existentes.

ChicBack: «Un producto diseñado por mujeres y para mujeres, que nos permite lucir nuestras espaldas»

¿Quiénes estáis detrás de este proyecto?

Detrás de esta aventura estamos un grupo de cuatro amigas, Mónica Estarreado, Judith Atienza, Makoke y yo, Natalia Martínez. Amigas desde hace más de 25 años, que decidimos hacernos socias y volcar toda nuestra ilusión y nuestros esfuerzos en poder hacer realidad un proyecto como este, que realmente nos apasiona.

Lo que quizás ha hecho posible dar tanta visibilidad a ChicBack en tan poco tiempo ha sido la notoriedad pública de mis socias, pero realmente entre todas hemos logrado formar un gran equipo en el que cada una desempeña un papel diferente. Así, mientras Judith es la responsable de gestionar las redes sociales y la atención al cliente, Mónica y yo somos las encargadas de las áreas de diseño, producción y comercialización, siendo Makoke quien se ocupa de dar a conocer nuestra marca.

¿Por qué crees que era necesario lanzar al mercado un producto como el vuestro?

No es que nosotras pensásemos que con nuestro producto podíamos generar una necesidad, sino que esa necesidad ya existía, y existe. De ahí que hayan sido muchas las propuestas que la industria de la moda íntima ha desarrollado a lo largo de los años para poder llevar el pecho sujeto y la espalda al aire. Soluciones que sin embargo diría que nunca han logrado dar el resultado esperado.

Como bien señalabas la idea de las tiras intercambiables es aparentemente muy sencilla. ¿Realmente no existía hasta ahora nada similar en el mercado?

Por extraño que pueda parecer así es. Somos pioneras con este producto, que de hecho ya tenemos patentado en 153 países del mundo.

Surgisteis como una marca nativa digital. ¿Seguís fieles a este canal o ya habéis dado el salto al medio físico?

La idea inicial siempre fue la de permanecer como una empresa digital, y desde este canal impulsar el crecimiento y la internacionalización de la marca. De ahí que tengamos la patente en tantos mercados y el que hayamos apostado por un nombre en inglés, que siempre ayuda a lograr una mayor proyección; sobre todo en los inicios.

Sin embargo, una vez que ya lanzamos la marca fueron muchos los profesionales del sector del retail que se interesaron por nuestros productos y nos manifestaron su interés por tenerlos en sus tiendas. De ahí que finalmente hayamos optado también por comercializarlos a través de este canal. Una decisión de la que cada día estamos más seguras que fue la correcta. El medio digital puede aportar mucha visibilidad, pero el contacto que se mantiene con una clienta en una tienda física es muy enriquecedor, y ese feedback nos está ayudando muchísimo a mejorar y a seguir creando más propuestas de valor. Y todo es gracias a una retroalimentación que sin embargo a través de internet no es siempre tan efectiva que como podría llegar a esperarse.

ChicBack: «Un producto diseñado por mujeres y para mujeres, que nos permite lucir nuestras espaldas»

De todos esos 153 mercados en los que ChicBack ya está patentada, ¿en cuántos distribuís vuestros productos?

Además de en España, en estos momentos vendemos también en Italia, Francia, Portugal, Reino Unido y Alemania. Nuestra intención es la de continuar ampliando esta red comercial, e ir introduciéndonos en aquellos nuevos mercados en los que entendamos que existe un potencial de crecimiento para la marca. Pero queremos hacer las cosas bien, e ir avanzando poco a poco. Por ello por el momento tenemos el foco puesto en España y en consolidar aquí nuestra presencia.

¿Qué acogida están recibiendo vuestros productos hasta la fecha?

La verdad es que el feedback está siendo increíble, y en los solo ocho meses que llevamos en el mercado hemos logrado vender más de 10.000 productos. Estábamos convencidas de que habíamos creado un gran artículo, pero las cifras que estamos recibiendo están siendo todavía mejores de lo esperado. Realmente creo que lo que hemos conseguido es un producto innovador y revolucionario, y las clientas nos están premiando por ello.

¿Y que previsiones de ventas manejáis?

Para este primer año de vida, nuestro objetivo es el de llegar a realizar entre 8 y 10 mil envíos y vender cerca de unos 25.000 artículos.

ChicBack: «Un producto diseñado por mujeres y para mujeres, que nos permite lucir nuestras espaldas»

Poniendo el foco ahora en el campo del diseño, contáis con tiras más sencillas, pero dentro de vuestro catálogo priman principalmente las piezas de “fantasía”. ¿Cuál de las dos tendencias es la que recibe una mayor atención por parte de vuestras clientas?

Por regla general, a la hora de realizar su primer pedido nuestras clientas se deciden por elegir los diseños más básicos. Ellas mismas nos dicen que porque pueden combinarlos con más looks. Pero una vez que los prueban, entonces ya se atreven a comprar los diseños más arriesgados de nuestro catálogo.

Un catálogo que mencionabas está compuesto en estos momentos por 15 tiras diferentes. ¿Cuales son los modelos más vendidos?

Los más vendidos son el Gia, el Isabella y el Victoria. Modelos como te decía muy sencillos, capaces de adaptarse perfectamente a cualquier estilo y situación. Nuestra intención siempre ha sido precisamente esa, la de crear una colección de piezas que abarcase diferentes estilos, para que así puedan emplearse con looks tanto informales como de fiesta, pensados tanto por el día como para la noche.

¿Y en qué os inspiráis para lograrlo?

Bueno, tenemos la suerte de que nos entusiasma la moda y diseñar (risas), incluso alguna de nosotras ya había tenido alguna experiencia relacionada con este campo. Y lo cierto es que el hecho de diseñar es un proceso en el que nos sentimos realmente cómodas. Todos los diseños son ideas nuestras, y nos encanta ese tiempo que pasamos buscando nuevos materiales y probando combinaciones.

Eso respecto de las tiras, ¿y que hay en cuanto a los modelos de sujetador?

Actualmente disponemos de dos tipos, con y sin “Push-up”, y cada uno de ellos en tres colores diferentes: negro, beige y blanco. También en este sentido nuestro objetivo es el de seguir creciendo y lanzando nuevos diseños. Nos encanta lo que estamos logrando, y tenemos toda la intención de seguir presentando más y más novedades, ¡pero piensa que llevamos muy poco en el mercado! (risas).

ChicBack: «Un producto diseñado por mujeres y para mujeres, que nos permite lucir nuestras espaldas»

Uno de los puntos que más destaca, y que quizás más habría que remarcar sobre vuestra empresa, es precisamente el modelo de negocio que habéis decidido seguir de la mano de la Fundación Juan XXIII.

Lo cierto es que si algo teníamos claro cuando empezamos es que queríamos hacer moda comprometida, y así quisimos dejarlo grabado en nuestro ADN de marca. Es por eso que desde el principio confiamos la fabricación de nuestros ChicBack a la Fundación Juan XXIII Roncalli. Asociación integrada por personas con discapacidad intelectual. Una colaboración que nos ha permitido vincular nuestra producción con un colectivo que sigue contando con una presencia prácticamente inexistente en el ámbito de la moda. Personas que además hacen un trabajo extraordinario, poniendo muchísimo cuidado en el detalle y mostrando una ilusión desbordante. Lo que tengo que reconocer que nos genera, a nivel tanto personal como profesional, una gran satisfacción.

¿Es esa misma filosofía la que os llevó también a desarrollar ese modelo solidario de ChicBack junto a la Fundación Sandra Ibarra?

Así es. Si estábamos orgullosas de haber podido entablar esa colaboración con la Fundación Juan XXIII, igualmente lo estamos de haber continuado por esa misma senda de la mano de la Fundación Sandra Ibarra. Entendíamos que un producto como el nuestro, esencialmente femenino, debía de servir de ayuda a la hora de visibilizar una enfermedad que afecta a tantas mujeres como el cáncer de mama. Por ello decidimos proponerle a la asociación la creación de un modelo de ChicBack solidario, idea que tuvo una muy buena acogida por su parte. Para ello diseñamos un ChicBack cuyos beneficios van a parar de manera íntegra a la Fundación Sandra Ibarra, con la intención de contribuir a apoyar su lucha contra el cáncer de mama e iniciativas como su Escuela de Vida. La primera escuela de pacientes y supervivientes de cáncer.

Está claro que habéis logrado basaros en un modelo de negocio éticamente muy comprometido. Algo que merecéis que se os reconozca. ¿Y medioambientalmente? ¿Estáis llevando a cabo alguna iniciativa en ese sentido?

Ese será uno de nuestros próximos pasos. De hecho en estos momentos ya estamos investigando y buscando materiales reciclados que podamos incorporar a nuestras colecciones.

ChicBack: «Un producto diseñado por mujeres y para mujeres, que nos permite lucir nuestras espaldas»

La moda íntima parece encontrarse actualmente en plena revolución, con noticias como la cancelación de un importantísimo evento como lo era el desfile de Victoria’s Secret, o la irrupción de nuevos agentes como Savage x Fenty. Algo que parece denotar un mayor interés de las consumidoras por prendas de lencería de líneas más de “sport”, en lugar de por las piezas de “fantasía”. ¿Pensáis que finalmente deberéis primar una tendencia por encima de la otra para ganar cuota de mercado?

Nosotras creemos que hay demanda para todo. De hecho, como te comentaba, nuestras clientas suelen optar primero por las piezas más sencillas, y después por los diseños más atrevidos. Al final la moda es cuestión de gustos. Y en nuestro caso, intentaremos seguir en todo momento las preferencias de nuestras clientas. Por eso es tan importante para nosotras los comentarios que recibimos, que nos sirven incluso de guía a la hora de seguir diseñando.

Y en un tiempo en el que la competencia es tan dura como el actual, ¿cuáles son esas herramientas de promoción y visibilidad por las que debe apostar una recién llegada como ChicBack?

Como toda empresa que empieza nuestros recursos son limitados, y a decir verdad nos encantaría poder hacer muchas más cosas de las que finalmente hacemos. En ese contexto, estamos apostando por darnos a conocer entre los principales prescriptores, como medios de comunicación, bloguers e influencers, para que en la medida de lo posible nos ayuden a abrirnos paso entre tanta oferta. Al ser una marca digital, también invertimos en publicidad online. Algo que nos está facilitando llegar a un público cada vez más amplio. Pero a decir verdad, en nuestro caso la mejor promoción que estamos teniendo es el boca a boca. Por supuesto que también es importante la visibilidad que te aporta una celebrity o una influencer, pero lo que más nos está funcionando es la amiga que se lo recomiendo a otra. De hecho en Instagram son muchas las clientas que suben una foto con nuestros artículos, y ¡eso nos encanta!

Además de centraros en introducir esos nuevos materiales sostenibles, ¿que nuevos retos os habéis planteado alcanzar durante los próximos años?

Nuestro principal objetivo es el llegar a estar en la mayor cantidad posible de países, pero en cuanto a proyectos más concretos… aún no puedo adelantar nada, solamente que el 2020 será un gran año para nosotros.

Photo Credits: Cortesía de ChicBack.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO