• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Balenciaga alerta de los peligros de la digitalización con un desfile colmado de modelos “deepfakes” y de “hackeos” a Gucci

Moda

Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.

Balenciaga alerta de los peligros de la digitalización con un desfile colmado de modelos “deepfakes” y de “hackeos” a Gucci

Por Jaime Martinez

7 de jun. de 2021

Madrid – A lo largo de un desfile digital que podía seguirse a través de las distintas plataformas y canales online oficiales de la firma, la casa de modas Balenciaga, de mano de su director creativo, el diseñador de origen georgiano Demna Gvasalia, daba a conocer este pasado domingo su colección para la próxima temporada de Primavera de 2022. Una completa propuesta, para hombre y mujer, con la que Gvasalia, manteniéndose fiel a su característico estilo, no solamente volvía a ofrecer una revisitación a algunas de las prendas más icónicas del maestro español de la Alta Costura y fundador de la Maison, sino que a su vez presentaba nuevamente una renovada muestra de ese identitario creativo propio que ha venido construyendo a lo largo de todos estos años al frente de la célebre casa de modas, propiedad hoy del holding internacional francés Kering.

Al margen, o mejor dicho sustentando, todas estas cuestiones más ligadas a esos aspectos que conforme a diseño mostraron las prendas de la colección, y como igualmente viene siendo habitual en la casa francesa desde que tomara sus riendas el diseñador georgiano, la propuesta se nos mostraba armada sobre un potente discurso de carácter social. En esta ocasión, significándose en una suerte de mensaje de alarma con el que el diseñador parece venir a alertarnos de los crecientes riesgos que puede entrañarnos, a nosotros como sociedad, la creciente, y en algunos aspectos puede que más que excesiva, digitalización a la que está siendo sometida nuestras vidas. Una tendencia que a todas luces se ha terminado por acelerar como consecuencia de esta pandemia, y que bien podría terminar constituyéndose en una seria amenaza, al posicionarse como la vía que terminaría por allanar el camino hacia un sistema político y social similar al que imaginaba George Orwell en su novela distópica “1984”, tal y como alertaba el propio presidente de Microsoft, Brad Smith, durante su intervención en el programa Panorama de la BBC emitido este pasado miércoles 26 de mayo. Unas apreciaciones que parecen estar en la línea de las observadas desde la casa de modas francesa.

“Vemos nuestros mundo a través de un filtro”, a todas luces irreal y “perfeccionado, pulido, retocado” y “photoshopeado” como consecuencia de las nuevas tecnologías, alertan desde Balenciaga. Esto nos ha llevado al punto de que “ya no desciframos entre lo inédito y lo alterado, entre lo genuino y lo falso, entre lo tangible y lo conceptual, entre realidad y ficción, lo falso ni lo editado”. “La tecnología crea realidades e identidades alternativas, un mundo de clones”, apuntan desde la casa de modas, en lo que parece ser un mensaje de alerta con respecto a la creciente digitalización de una sociedad, cuya capacidad de discernir entre lo real y lo falso se estaría viendo cada día más amenazada, con el creciente peligro que eso supone llegada la hora de poder separar entre los hechos verídicos y la burda mentira. Algo que, en definitiva, hace que todos nosotros seamos más susceptibles a la manipulación.

Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.
Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.
Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.

Un desfile virtual con tecnología “deepfake”

Partiendo así de esta suma de ideas e impresiones, la casa de modas francesa ha buscado trasladar estas cuestiones a la pasarela, valiéndose para ello de un desfile en el que no ha dudado en hacer uso de la tan polémica tecnología “deepfake” para hacer de la modelo Eliza Douglas el único rostro que puede distinguirse a lo largo de todo el desfile. Un mecanismo con el que Balenciaga busca provocarnos y alertarnos sobre el hecho de que aquello que podamos estar viendo a día de hoy a través de los canales digitales, puede que sea mucho menos real de lo que nuestros ojos pueden estar diciéndonos.

“Cada look de la colección de Primavera de 2022 lo veremos sobre Eliza Douglas, una artista que ha abierto o cerrado todos los desfiles y que ha aparecido en la mayoría de las campañas de los últimos años”. En esta ocasión, y a lo largo de un video-desfile cuya dirección a recaído en las manos del director Quentin Deronzier, “Eliza aparece en forma de una seria de distintos clones digitales, algunos de los cuales son deepfakes”, mientras que otros son “modelos con la cara superpuesta de Eliza”, escaneada y capturada mediante técnicas de fotogrametría, y posteriormente “injertada digitalmente” sobre el cuerpo de las modelos.

Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.
Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.
Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.
Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.

Del homenaje a Divine al “hackeo” de los códigos de Gucci

Sobre una pasarela de aspecto minimalista y al ritmo de la letra de “La Vie En Rose”, recitada por una fría voz en “off” generada por una herramienta de inteligencia artificial, nos encontrábamos así con una completa colección en la que las prendas de sastrería y los abrigos, algunos de ellos inspirados en distintas piezas icónicas del diseñador español, son los que adquirían un mayor protagonismo, junto a chaquetas de estilo bombers y unos vestidos, prendas todas ellas en su mayoría reversibles.

Junto a la destacada presencia de esas prendas de sastrería y de esos abrigos, que beben de la influencia directa del maestro español, Gvasalia refuerza el discurso hegemónico dentro de la narrativa creativa de la casa de modas de prendas más contemporáneas y de nuevo cuño. En esta ocasión, con la presencia de chándales, faldas, pantalones cargo o sudaderas con capucha. Las cuales veremos adornadas con el logotipo y el nombre de la firma, así como con mensajes como el de “bébé”, en referencia a la forma con la que los franceses hacen mención al emblema de doble “B” de la Maison, o con una ilustración de la familia Simpsons vistiendo algunas de las prendas más reconocibles de anteriores colecciones de Balenciaga.

Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.
Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.
Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.

Más allá de lo que podríamos entender como el núcleo central de la colección, a la que se encarga de poner el broche de oro un vestido en color rojo intenso de terciopelo inspirado en la figura del célebre artista Divine, al que la prenda busca asimismo servir de homenaje, la propuesta se termina de completar con una nueva colección cápsula de sandalias en colaboración con Crocs, la segunda que firman ambas firmas, y con los artículos de la línea “The Hacker Project”. Una sucesión de piezas en la que, haciendo uso de su propio lenguaje y de los signos distintivos de la casa, desde Balenciaga entran a fusionar sus códigos creativos con los de la firma de moda Gucci, dando respuesta de este modo justa respuesta a lo propio que hizo la casa de modas italiana durante su última colección “Aria”. Un “hackeo” en toda regla, que en este caso dejará para los amantes de Balenciaga y de Gucci una suerte de piezas únicas —en edición limitada— que se pondrán a la venta a partir del próximo mes de noviembre de 2021, y entre las que podrán encontrar numerosos modelos de bolsos, gorras o bandoleras.

Con “The Hacker Project”, la firma “presenta una serie de piezas en la que se fusionan los códigos de Gucci y de la casa Balenciaga”, detallan desde la firma de moda francesa. Mostrándose esta nueva línea, más allá de su valor como colección cápsula, como una medida con la que la casa “explora y cuestiona las ideas de autenticidad, falsificación y apropiación dentro de la industria de la moda”. Recurriendo para ello a decisiones de diseño, como la de escoger “un patrón de archivo con el monograma de la doble G” de Gucci, y transformarlo en otro con el “logotipo en doble B” de Balenciaga.

Photo Credits: Balenciaga, colección Primavera 2022.