16 actrices francesas negras y mestizas desfilaron el miércoles en la alfombra roja de Cannes para denunciar el racismo y su subrepresentación en el cine francés.

El acto, que coincide con la publicación de un libro colectivo en Francia "Noire n'est pas mon métier" (Negra no es mi oficio) tuvo lugar cuatro días después de la histórica protesta en el mismo lugar de 82 mujeres de la industria del cine para reclamar una verdadera paridad.

Las actrices Aïssa Maïga, Eye Haidara, Sonia Rolland y Firmine Richard figuraron entre el grupo que levantó este miércoles el puño delante de las cámaras. Para esta subida simbólica de la famosa escalinata de Cannes, todas ellas fueran vestidas por Balmain, cuyo director artístico, Olivier Rousteing, mestizo, les mostró todo su apoyo.

"Desgraciadamente para mí, he reconocido fácilmente (en el libro) los comentarios desagradables, la ignorancia y la discriminación que han debido afrontar a lo largo de su carrera", dijo el diseñador en un comunicado.

"Afortunadamente que tienes los rasgos finos", "no eres suficientemente clara de piel" o "no eres suficientemente africana", son algunas de las frases citadas en el libro. (AFP)