Abercrombie apuesta por la moda de segunda mano aliándose con ThredUP

Madrid – En mitad de esta dura pandemia por coronavirus, la compañía estadounidense con sede en Ohio Abercrobmie&Fitch ha decidido reforzar su apuesta por la sostenibilidad y la moda de segunda mano sellando un acuerdo de colaboración con ThredUP; el marketplace de ropa de segunda mano más grande del mundo. Acuerdo en virtud del cual los clientes de la plataforma podrán enviar su ropa a cambio de tarjetas regalo que podrán canjear en compras de productos de Abercrombie&Fitch y de las distintas marcas del grupo, en el que también se integran las líneas Abercrombie Kids, Hollister y Gilly Hicks.

Con esta decisión desde Abercrombie, compañía icónica de los Estados Unidos con más de 125 años de historia, no hacen sino afianzar sus compromisos en materia de sostenibilidad. Entre ellos, el acuerdo para el Pacto Mundial de las Naciones Unidas (UNGC) al que se unió en 2019. Y lo hace precisamente en un momento de “impasse”, ante el que son muchas las voces que se alzan en el sector defendiendo la necesidad de aprovechar esta pandemia por coronavirus para alumbrar un nuevo sistema de la moda más ético y medioambientalmente sostenible. Un cambio de paradigma definitivo frente al que Abercrombie parece decidida a asumir los riesgos que siempre entrañan esta serie de avances, y más todavía en un escenario como el actual. En el que las principales firmas y compañías del sector no hacen sino redoblar sus esfuerzos por controlar cada pequeño gasto de su balance, con el fin de amortiguar los desajustes a los que deberán hacer frente este ejercicio. Periodo para el que todas las compañías ya prevén una dura y acuciada caída de ventas y de beneficios.

“Esta asociación con ThredUP respalda nuestra visión a largo plazo de integrar la sostenibilidad en toda nuestra organización”, apunta Fran Horowitz, director ejecutivo de l grupo Abercrombie&Fitch, a través de un comunicado. “La sostenibilidad es esencial para nuestro éxito y cada vez más importante para nuestros clientes”. “Esta colaboración no solo ayudará a reducir el volumen de residuos textiles”, apostilla Horowitz, “sino que también ofrecerá a nuestros clientes una manera de contribuir y de hacer algo bueno, algo de lo que sabemos se encuentran ansioso”.

Hacia una moda más sostenible y una mejor gestión de los recursos

Disponible únicamente para los clientes de la firma en los Estados Unidos —mercado en el que opera ThredUP—, a través de esta iniciativa los interesados podrá solicitar un kit de limpieza ThredUP o descargar una de las etiquetas de envío prepagadas a través de la página online de Abercrombie en ThredUP. Herramientas de las que deberán hacer uso para enviar cualquier pieza de ropa, de cualquier marca y tanto de hombre, como de mujer o de niños. Prendas que una vez recibidas ThredUP se encargará de procesar, dando como recompensa a los clientes tarjetas regalo de Abercrombie&Fitch o de Hollister, así como créditos para futuras compras. Y todo ello mientras contribuyen a mantener las piezas de ropa lejos de los vertederos.

“La plataforma de reventa de ThredUP se creó teniendo en mente tanto a los consumidores como a los minoristas”, apunta por su parte James Reinhart, cofundador de CEO de ThredUP. Quien decía que desde la compañía “estamos entusiasmados de sumar a Abercrombie&Fitch y a Hollister a nuestra cartera de socios de marca, esperando poder ofrecer a sus clientes un servicio adecuado y sostenible”.

Impulsora de la moda de segunda mano en los Estados Unidos y considerada como la plataforma de reventa más grande del mundo, durante el pasado año de 2019 ThredUP consiguió reciclar más de 100 millones de artículos. Logrando con este proceso ahorrar cerca de 870.000 toneladas de CO2; el equivalente a unos 74 mil viajes alrededor del mundo.

Photo Credits: Hollister. Abercrombie&Fitch, pagina oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO