Madrid- La reconocida e icónica actriz Jane Fonda, hija del actor Henry Fonda y conocida por películas como Barbarella —con la que contribuyó a divulgar las vanguardistas creaciones del diseñador español Paco Rabanne—, era detenida el pasado viernes 11 de septiembre por manifestarse contra el cambio climático sobre la escalinata del Congreso de los Estados Unidos, en Washington D.C.

“Voy a utilizar mi cuerpo, que es en cierto modo famoso y popular gracias a la serie que estoy haciendo en el distrito de Columbia, y vamos a organizar una manifestación cada viernes”, declaraba la actriz al medio estadounidense The Washington Post, sobre una manifestación que tiene pensado repetir cada uno de los viernes que pase en la capital de los Estados Unidos. Donde se encuentra inmersa en la grabación de la serie que protagoniza para Netflix “Grace y Frankie.

“Vamos a recurrir a la desobediencia civil, y vamos a ser arrestados cada viernes”, anunciaba la actriz, que decía sentirse protegida por la “armadura” de su edad. “Tengo 82 años. No hay nada que puedan hacerme” declaraba Fonda, al tiempo que reconocía haberse inspirado por la joven activista sueca Greta Thunberg y su defensa por el planeta y el medio ambiente. “Greta dice que hay que actuar como si la casa estuviera en llamas”, por eso “llamaré a estas protestas ‘el simulacro de incendio de los viernes’”, defendía con cierta ironía la actriz, al tiempo que abogaba por un acuerdo en materia de sostenibilidad que evite males mayores, similar al que impuso el presidente Roosevelt para luchar contra la Gran Depresión. “Dicen que no es realista, que es socialismo”, lo mismo “que dijeron acerca del New Deal de Roosevelt, y así fue como conseguimos el Seguro Social y una clase media”. Por lo que para Fonda el avance pasa, inexorablemente, por la creación de un “‘Nuevo Acuerdo Verde’ que suponga una transición y el abandono de los combustibles fósiles”.

Según el mismo medio, Fonda fue invitada a participar de la manifestación por los líderes de los movimientos “Black Lives Matter”, una organización que aboga por los derechos de la población de color; y por “Sunrise”, un grupo de jóvenes que persiguen poner freno al cambio climático al tiempo que crear millones de puestos de trabajo a lo largo de ese proceso.

Fashion Pact: El compromiso con el planeta de la industria de la moda

Iniciativas y protestas como la protagonizada por Fonda resultan cada vez mas comunes en ciudades de todos partes del mundo. Algo que no hace sino demostrar el interés y la preocupación que la situación del medio ambiente despierta entre las nuevas generaciones de la población, y en personajes de marcadas convicciones como Fonda. Un interés que lejos de ser obviado por multinacionales y compañías, esta haciendo que estas tomen un papel cada vez más activo, aunque todavía insuficiente, en la defensa del medio ambiente.

Un hecho que bien demuestran el avance hacia la sostenibilidad de las compañías y los principales grupos textiles. Que a lo largo de los últimos años luchan a pasos agigantados por incluir medidas de aprovechamiento y de gestión de recursos en sus establecimientos y centros de actividad, así como por una mayor utilización de materiales reciclados y más sostenibles en sus colecciones de ropa. Iniciativas que se ven refrendadas a través de acuerdos como el “Fashion Pact”. El compromiso por la biodiversidad y en defensa del medio ambiente que grandes compañías textiles como Inditex, H&M, Kering, Capri Holdings, Chanel o Galerías Lafayette, firmaban a finales del pasado mes de agosto en París junto al presidente francés Emmanuel Macron.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO