(Publicidad)
(Publicidad)

Ciudad de México - Cuando Ralph Lauren anunció en septiembre de 2015 que se retiraba de su compañía y que entregaría el reinado al antiguo veterano de Old Nay y H&M, Stefan Larsson, nadie se imaginó que el amor mutuo se desvanecería tan pronto.

En ese momento, Larsson fue el encargado de manejar una marca estirada por los acuerdos de licencia despilfarradores y más mercancía con logos de polo de lo que se considera respetablemente elegante.

Cuando Larsson fue nombrado, las ganancias de la marca estaban 10 por ciento abajo

En aquel entonces, el crecimiento en Ralph Lauren se había enfriado y las ganancias se desvanecieron un 10 por ciento. Tal vez fue tiempo para que su fundador diera un paso atrás después de dirigir la empresa durante más de cuatro décadas. "Mi trabajo consiste en pensar siempre en el futuro de nuestra empresa y en cómo avanzar. Stefan Larsson es excepcionalmente talentoso y traerá a nuestra compañía una nueva y emocionante perspectiva global ", dijo Ralph Lauren en un comunicado.

Menos de un año y medio más tarde, la compañía anunció que Larsson abandonará la compañía el 1 de mayo, después de decidirse mutuamente a separarse después de los desacuerdos sobre su estrategia de cambio de rumbo.

"Stefan y yo compartimos un amor y respeto por el ADN de esta gran marca, y ambos reconocemos la necesidad de evolucionar", dijo Ralph Lauren, fundador, presidente ejecutivo y director creativo de la compañía.

"Sin embargo, hemos encontrado que tenemos puntos de vista diferentes sobre cómo evolucionar las partes creativas y orientadas al consumidor de la empresa. Después de muchas conversaciones entre nosotros y con nuestra directiva, hemos acordado separarnos. Estoy agradecido por lo que Stefan ha contribuido durante su tiempo con nosotros, poniéndonos en la dirección correcta ", dijo en un comunicado.

De acuerdo con el Business of Fashion Lauren dijo que la compañía estaba comprometida con el avance del negocio, siguiendo las acciones que ha tomado en los últimos años para fortalecer su equipo, reorientar sus marcas y marketing y reducir sus costos.