15% menos de expositores en la feria CPM por la situación política con Rusia

En dos semanas la feria CPM - Collection Première Moscow- abrirá sus puertas en un contexto de tensa situación política y sanciones económicas. Con un descenso del 15 por ciento en el número de expositores, no es de extrañar que laindustria de la moda mire hacia Moscú con incertidumbre.

¿Qué depara el futuro inmediato en el actual mercado ruso? ¿Cómo afectará al retail de moda las sanciones de la Unión Europea contra Rusia y las represalia del gobierno de Moscú? Darya Yadernaya, experta rusa en la industria de la moda y Directora General de la consultora internacional Esper Group, dice que no hay que preocuparse y es optimista sobre el futuro. Así lo explica a FashionUnited Rusia.

En estos días, las sanciones contra Rusia están generando un gran debate, con tonos un poco alarmistas. Parecería que todo el mercado ruso, el de la moda en particular, va a desaparecer. Darya Yadernaya cree que no se debería llegar a una conclusión tan radical y dijo que hay que tener en cuenta varios factores.

Algunos escenarios posibles

En primer lugar, una de las cosas que ya son evidentes es la disminución de las compras en el extranjero que realizan los rusos. Aún no hay análisis específicos sobre las causas, pero se puede esperar una reducción en el volumen de viajes debido a la subida del euro frente al rublo, las sanciones, los sentimientos patrióticos, y las limitaciones de visado para viajar al extranjero a un número limitado de personas con alto poder adquisitivo.

Sin embargo es más probable que se esté experimentando una reorientación del comprador ruso global hacia un mercado nacional. Por ejemplo, las ventas de Mayo a Junio en las tiendas de Chanel en Londres cayeron en casi un 40 por ciento en relación al año pasado (se estima que hasta un 35 por ciento de su clientela son rusos); en París, las tiendas por departamento de lujo han perdido entre un 20 a 22 por ciento en volumen de ventas en el segundo trimestre de este año, debido a una caída de 74 por ciento en las ventas a turistas rusos.

En contrapartida a esa caída de bienes de lujo, ha habido un aumento del 39 por ciento en ingresos por ventas en los grandes almacenes de Moscú Tsvetnoy, y un incremento sostenido en la tienda por departamentos TsUM.

Y esto sucede no como consecuencia, sino a pesar de la apreciación del euro, el estancamiento de la economía rusa, y las sanciones. Por lo tanto, se puede decir que los rusos están comprando cada vez más en Rusia y cada vez menos en el exterior. Esta es sin duda una consecuencia positiva de la situación política actual, no sólo para el comercio ruso, sino también para el mercado en general, ya que indica el desarrollo de un mercado de lujo y premium más maduro en Rusia, con una oferta y un servicio similar al de las tiendas europeas, por el que los compradores están dispuestos a pagar extra.

La mayor parte de la ropa viene de Asia

En segundo lugar, Darya Yadernaya señala que según Euratex, Rusia importó ropa y productos textiles de la UE por un total de 3.023 millones de euros en 2013, mientras que volumen total del mercado ruso en el mismo año ha sido de € 43,3 mil millones.

Por lo tanto, se trata de un volumen de importaciones que se puede reemplazar fácilmente. Además, no se debe olvidar que la mayor parte de la ropa que se consume en Rusia ha sido, de hecho, fabricada en el sudeste de Asia y en China, y, en menor medida, en los países de Europa del Este y Turquía, la mayoría de los cuales no se ven afectados por las sanciones.

En tercer lugar, se habla que existe una amenaza -aún menos probable- de limitar los viajes al extranjero de la población rusa y en la medida que no hay aún restricciones comerciales a las compras fuera de fronteras, algunas podrían ser reemplazadas a través de ese canal.

De todas maneras, cualquier restricción de las compras al exterior o acceso al mercado global influirían positivamente en las empresas rusas. De acuerdo a estimaciones del Grupo Esper, el 19 por ciento de la ropa, calzado y accesorios que se vende en el mercado proviene de empresas locales y con situaciones como las de ahora éstas pueden también mejorar su competitividad y abrir nuevas oportunidades. Nuevas oportunidades también tendrán las empresas que ya están en el mercado ruso o las que quieren entrar en él, porque podrán responder a las necesidades del mercado de una mejor manera.

Darya Yadernaya cree que estas restricciones externas, en todo caso, ayudarán a reorientar la demanda hacia el mercado interno, lo que al final dará oportunidades adicionales a los minoristas rusos y los minoristas internacionales que operan en Rusia, en este contexto. Y esto, a su vez, ayudará al país a salir de la recesión.

Preocupación en CPM

Sin embargo el salón CPM que organiza la institución ferial alemana Igedo, ya está experimentando un 15 por ciento de descenso en el número de expositores, a pesar de lo cual están “satisfechos visto el actual desarrollo de los acontecimientos”, dijo el director de proyectos de CPM Christian Kasch. “En tiempos difíciles, plataformas como las de CPM son más importantes que nunca, ya que muchos compradores rusos no tendrán la oportunidad de viajas a Europa debido a las restricciones en los visados, pero sí podrán venir a Moscú”, añadió.

El salón que agrupa moda femenina, masculina e infantil, tendrá lugar del 3 al 6 de Septiembre, es la feria de moda más importante para el mercado ruso y antiguas repúblicas soviéticas y la participación española ha ido creciendo en los últimos años. En esta edición, se espera la asistencia de 30 empresas, más la participación agrupada bajo el paraguas ICEX España Exportación e Inversiones y de la Asociación Española de Productos para la Infancia, Asepri.

Foto: CPM Moscú
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO