Vuelta al cole I:¿Uniformes sí o no? Un debate global

Nueva York - Tradicionalmente una de las temporadas de compras clave para los minoristas, la vuelta al cole de este año será cuanto menos, atípica.

Con la mayoría de los países todavía decidiendo la mejor manera de regresar al aula de manera segura, el debate está servido en la industria de la confección. En esta mini-serie, FashionUnited analiza cómo la "nueva normalidad" afecta el comportamiento de los consumidores y los patrones de gasto en todo el mundo.

En el Reino Unido, los profesores exigen que los uniformes escolares se mantengan incluso cuando existe una alta probabilidad de que gran parte de la educación se realice en remoto. Los medios británicos se han hecho eco de las preocupaciones de los directores de instituciones de educación obligatoria respecto a la legislación respaldada por el gobierno para socavar el futuro de los uniformes en las escuelas.

La guerra de precios de la vuelta al cole es más feroz que nunca en el Reino Unido

El análisis del 12 por cien de las 3448 escuelas secundarias de Inglaterra realizado en nombre de la Asociación de Ropa Escolar citado por los principales periódicos nacionales mostró que 8 de cada 10 líderes escolares creen que los uniformes ayudan a contrarrestar el acoso y 7 de cada 10 piensan que aumentará si se quitan los uniformes. Un 60 por cien dice que mejoran los resultados educativos.

Suponiendo que al menos una parte de los hogares del país necesitarán comprar uniformes para sus hijos, varios minoristas en el Reino Unido ya han iniciado la tradicional guerra de precios de la campaña de vuelta al cole. Aldi ofrece un paquete básico de ropa escolar 9 dos polos, un jersey y pantalones o falda) a un precio de 4 libras. Lidl ofrece un uniforme completo por 4.50 libras (un paquete doble de polos por 1.75 libras, pantalones, pantalones cortos o falda por 1.75 libras y una sudadera de cuello redondo por 1 libra). Julie Ashfield de Aldi comentó sobre esta ‘guerra de precios’ en declaraciones publicadas por 'The Mirror' que "El período de regreso a la escuela puede ser un desafío financiero y este año será aún más difícil de lo habitual para muchos".

La incertidumbre sobre un regreso a clases seguro lastra las ventas en todo el mundo

En Jordania, el presidente del sindicato de textiles y confección, Muneer Deyeh, dijo a "The Jordan Times" que la demanda a principios de agosto era del 10 al 15 por ciento, cayendo alrededor del 85 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado. "El aumento de los casos de coronavirus hizo que la gente creyera que el aprendizaje podría volver a realizarse de forma remota, como en el semestre pasado, que es la principal causa de la caída en la demanda de uniformes, mochilas y otros útiles escolares", dijo.

En Australia, Kingswood College, una escuela privada en Melbourne, ha cambiado sus uniformes tradicionales (blazers de lana, corbatas a rayas, pantalones grises y vestidos de cuadros azules) por polos casuales, pantalones cortos y leggins. Aunque la nueva ropa deportiva de la escuela se marcará con el nombre y el lema de la universidad, los estudiantes podrán usar cualquier combinación de ropa que deseen. La directora Elisabeth Lenders explicó a ‘The Age’ que la decisión había tardado tres años en tomarse. "Creo que lo que estamos haciendo es decir, ¿qué es lo más importante aquí, la salud, el bienestar y la prosperidad de los jóvenes, o es que pueden verse igual que sus abuelos? Los uniformes sirven para hacer que las personas sean iguales”, concluyó.

Las escuelas públicas impulsan la demanda de uniformes en India, España y América Latina

Varios gobiernos regionales indios, como el de Punjab, han hecho de las máscaras faciales parte del uniforme de los niños de las escuelas públicas: el departamento de educación escolar ha dicho que proporcionaría dos máscaras para cada estudiante junto con el uniforme escolar.

En España, cada vez hay más escuelas que requieren uniformes, con un aumento pronunciado de instituciones académicas públicas que esperan que sus estudiantes los usen. Según el último informe realizado por el comparador bancario iAhorro con datos de 301 colegios de toda España, entre públicos, de educación concertada y privados, citado por el diario ‘El Pais’, este año, el precio medio de los uniformes que se pueden comprar en los establecimientos comerciales -tiendas, hipermercados y grandes almacenes-, personalizados o no por el centro, registró un aumento casi imperceptible, de solo 0,42 por ciento. Por el contrario, los uniformes que se venden exclusivamente en la institución educativa son un 3,44 por ciento más caros que hace un año. Los minoristas de menor tamaño en España y México estiman que sus ventas se han reducido entre un 50 y un 90 por ciento respecto a temporadas anteriores.

Foto: Vuelta al Cole 2020, Tesco, Reino Unido

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO