¿Qué significa el renovado interés de LVMH en Dior para Hermès?

Un descenso del 3,9 por ciento para cerrar a 443,4 euros el martes, el más acusado para la acción de Hermès en los últimos tiempos y la consecuencia más inmediata para la icónica marca del lujo francés de la ultima jugada de su rival LVMH.

Los títulos de Hermès se vieron fuertemente penalizados en el parqué esta semana, tras conocerse el martes la decisión de Bernard Arnault de financiar parcialmente su oferta de compra del grupo Dior con sus acciones de Hermès.

La familia Arnault posee el 8,5 por ciento del capital de su rival desde septiembre de 2014. Al deshacerse de sus títulos de Hermès, los Arnault provocarán una surplus de acciones del valor en el mercado, lo que explica el descenso de la acción martes, según explican varios analistas citados por Bloomberg. Por otra parte, las acciones de Hermès han aumentado un 350 por ciento desde finales de 2008, año en el que LVMH empezó a invertir en el capital de su rival por medio de complicados instrumentos financieros.

En una nota de mercado publicada el martes, el analista de Bernstein Mario Ortelli, dijo que esperaba que las acciones de Hermès estuvieran bajo presión tras el anuncio de LVMH. Pese a la caída momentánea de valor, los accionistas de Hermès no deberían estar demasiado insatisfechos con la salida de la familia Arnault del capital del fabricantes de bolsos Birkin, añadió Ortelli.

LVMH financiará parcialmente la inversión de Dior ofreciendo acciones de Hermès

En un movimiento que responde a la búsqueda de futuras sinergias, el grupo familiar Arnault anunció el martes una simplificación de su estructura. Esta operación reforzará su participación en LVMH a través de Christian Dior, otorgando al Grupo Arnault la oportunidad de disponer de su 8,5 por ciento en Hermès, si los accionistas de Dior suscriben la oferta.

El grupo Arnault aprovechará esta oportunidad para reunir todas las marcas de moda y marroquinería que posee, entre ellas Dior Couture, bajo el paraguas de su cartera de firmas de lujo (entre las que se cuentan Louis Vuitton, Givenchy y Berlutti). "Esta es una buena adquisición para LVMH en nuestra opinión, dada la fortaleza de marca de Christian Dior", dijeron los analistas de Barclays, añadiendo que es un "buen uso de su balance".

Para alcanzar sus objetivos, el grupo familiar Arnault lanzará una oferta de adquisición de acciones sobre los títulos que aún no posee en Christian Dior, del que el grupo LVMH ya es dueño de un 41 por ciento. Arnault, propietario directo del 5,8 por ciento del capital social de LVMH, se convertiría así en el accionista mayoritario con el 46,8 por ciento de la sociedad de lujo, combinando su participación directa y sus participaciones indirectas a través de Dior. En la actualidad, Arnault comparte su participación con otros accionistas, lo que limita su posición en la empresa al 36 por ciento.

Cambiar la acción de Hermès por acciones de Dior ayuda a la familia a sacar dinero de una inversión rentable sin pagar impuestos sobre una venta, destacó el ‘Financial Times’. Vale la pena recordar que LVMH sorprendió a su rival en octubre de 2010 al anunciar que poseía el 17,1 por ciento de la compañía. El movimiento llevó a la familia fundadora de Hermès a presentar una demanda y formar su propio holding para proteger su propiedad. Cuatro años más tarde, LVMH ofreció su particular pipa de la paz a Hermès mediante la distribución de sus acciones a los inversores.

Imagen:Silk Waves, Hermès Web