Nordstrom aparca sus planes de privatización

La última ola de bancarrotas minoristas ha sido suficiente para que los directivos de Nordstrom hayan decidido aparcar por el momento sus planes de privatización.

A principios de esta semana, la compañía con sede en Seattle dijo que los miembros de la familia que da nombre a la empresa han dejado de explorar activamente opciones para privatizar la empresa.

Sin embargo, la compañía adelantó que los miembros de la familia Nordstrom, que posee más del 30 por ciento de las acciones, aún pueden considerar un plan para hacer del icónico minorista una empresa privada, después de la temporada de compras navideñas.

Vale la pena recordar que en junio, algunos miembros de la familia Nordstrom -incluidos los co-presidentes Blake, Peter y Erik Nordstrom- dijeron que estaban pensando en adquirir aproximadamente el 70 por ciento de las acciones que aún no poseen. Privatizar la empresa podría brindar al minorista de lujo más flexibilidad para capear el temporal en un entorno minorista que cambia rápidamente, dijeron analistas en aquel entonces.

Las acciones de Nordstrom (JWN) cayeron casi un 5 por ciento tras conocerse la noticia, lastrando a otros minoristas como Macy's (cuyas acciones perdieron un 2 por ciento el lunes), JCPenney (JCP) bajó un 1 por ciento ese mismo día y los títulos de Sears cayeron en picado, dejándose casi un 10 por ciento en el parqué ese mismo día, después de que uno de sus inversores de referencia, Bruce Berkowitz, de la firma de fondos Fairholme Capital, dijera que se retiraba de la junta directiva de la compañía a fines de mes.

El segmento de grandes almacenes atraviesa momentos difíciles, con las acciones de Macy's (M) cayendo casi un 45 por ciento este año, las de Sear haciendo lo propio en un 60 por ciento en el año hasta la fecha y Sears (SHLD), que también es dueño de Kmart, perdiendo un tercio de su valor en los diez últimos meses. Además, un par de ofertas lucrativas con Amazon no han sido suficientes para salvar a Kohl's (KSS) de la quema: el precio de sus acciones ha caído un 15 por ciento en 2017.

Los inversores están cada vez más nerviosos pues ven como las ventas siguen ralentizándose y cada vez más consumidores se inclinan por las compras online. Los grandes almacenes están luchando, pero algunos temen que sea demasiado tarde.

Foto:Nordstrom Online

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO