Más ajustes: L Brands (Victoria’s Secret) despedirá a 850 trabajadores

Madrid – La multinacional estadounidense L Brands, matriz de las compañías Victoria’s Secret, Pink y Bath&Body Works, adelantaba a mediados de la última semana algunos de los aspectos en los que está centrando sus esfuerzos, dirigidos de manera concreta a superar los efectos del coronavirus sobre su modelo comercial, así como a avanzar en la escisión de Victoria’s Secret y Pink en una compañía independiente. Una decisión que la multinacional se mostraba decidida a llevar a cabo tras la rescisión del acuerdo para la venta del 55 por ciento de Victoria’s Secret al fondo de inversiones Sycamor Partners. Uno de los primeros pactos que lograba echar por tierra la irrupción en nuestras vidas del coronavirus.

Con esta serie de objetivos en mente, la compañía anunciaba una batería de medidas con las que espera en último término generar un ahorro de aproximadamente 400 millones de dólares anuales. Una reducción que para este mismo 2020 ya plantea que supondrá de un ahorro de unos 175 millones de dólares, que llegará impulsada por acciones orientadas a descentralizar y mejorar su actividad corporativa, así como por una drástica reducción de sus empleados. Ajustes que la compañía defiende que se enmarcan como parte de su plan estratégico para aumentar la rentabilidad de Victoria’s Secret, y que vendrán a sumarse a esos 250 cierres que ya anunciaba el pasado mayo que llevará a cabo en su red comercial de Estados Unidos y Canadá.

“La junta directiva y el consejo de administración está firmemente comprometidos a acometer la separación de Bath&Body Works y de Victoria’s Secret, así como a mejorar la rentabilidad del modelo comercial de Victoria’s Secret”, explicaba Andrew Meslow, director ejecutivo de L Brands, a través de un comunicado. “Durante el segundo trimestre hemos logrado un avance significativo hacia estos objetivos”, añadía. “Las decisiones que atañen a nuestra plantilla de trabajadores han sido increíblemente difíciles de acordar y no se han tomado a la ligera, pero resultan necesarias para lograr mejor la posición de la compañía a largo plazo”, aclara Meslow. “En nombre de la junta directiva y del equipo directivo, me gustaría mostrar nuestro más profundo agradecimiento a los empleados afectados por estas decisiones por su contribución y su dedicación a lo largo de estos años”.

Despidos sobre el 15 por ciento de la plantilla de su sede central

Entre las medidas con las que luchará para otorgarle una mayor viabilidad a Victoria’s Secret y avanzar en la separación de las empresas que componen el grupo, L Brands ha anunciado que va a proceder a despedir a aproximadamente un 15 por ciento de los empleados de sus oficinas centrales. Porcentaje que se traduce en una cifra de aproximadamente 850 trabajadores, a los que la compañía se compromete a apoyar con distintos paquetes de ayuda, que entrañarán desde indemnizaciones por despidos —que espera que lleguen a alcanzar los 75 millones de dólares— hasta un servicio de recolocación y asesoramiento.

En su búsqueda para lograr esa reducción anual de 400 millones de dólares, la compañía también ha anunciado que procederá a ejercer un control más estricto sobre sus inventarios. Medida sobre la que ya se encuentra trabajando con la finalidad de aumentar el margen de beneficio de sus artículos, logrando haber reducido en cerca de un 45 por ciento sus cargas de cara a esta última temporada de primavera. Un porcentaje que espera ampliar a un 50 por ciento para la campaña de otoño/invierno.

En ese mismo orden y búsqueda por reducir costes, a los 250 cierres se suma un plan para renegociar el precio de los alquileres de los locales que ocupa. Una política que llevará a cabo al tiempo que intenta reconducir sus estructuras empresariales en Reino Unido y China. Donde, en el caso de Reino Unido se encuentra en negociaciones con un importante actor minorista después de que su filial en el país se declarase en quiebra. Mientras que en China la compañía ha procedido a cerrar su flagship store de Hong Kong por falta de rentabilidad, mientras está en conversaciones para cerrar o reestructurar el precio del alquiler de sus establecimientos menos rentables; todo ello al tiempo que procede a implementar un igualmente ambicioso plan de reducción de costes.

Perspectivas para el segundo trimestre

A la espera de poder conocer los detalles del segundo trimestre de su actual ejercicio fiscal, que tiene previstos anunciar el próximo 19 de agosto, L Brands ha adelantado que espera que las ventas del grupo reflejen una caída del -20 por ciento respecto del mismo periodo del pasado año. Fruto de un aumento de aproximadamente un +10 por ciento en Bath & Body Works, así como de una caída de aproximadamente un -40 por ciento en Victoria’s Secret.

Photo Credits: Victoria’s Secret.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO