La guerra comercial entre EE. UU. y la UE: ¿Una bendición disfrazada para las empresas de moda y cosméticos de la UE?

Bruselas. En represalia por las medidas de salvaguardia a las importaciones de acero y aluminio de la UE a los Estados Unidos, impuestas por el presidente estadounidense, Donald Trump, la Comisión Europea ha tomado acciones para neutralizar estos hechos. A partir del 20 de junio de 2018 aumentará los impuestos hasta en un 25 por ciento en productos estadounidenses, incluidos cosméticos, camisetas, pantalones y mezclilla, así como calzado de hombre, whisky, bourbon, tabaco, arándanos, etc.

De hecho, con el nuevo Reglamento de ejecución de la Comisión (UE) 2018/724, del 16 de mayo de 2018. La Comisión Europea suspende las concesiones arancelarias realizadas en virtud del GATT* (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio), donde se permitía derechos adicionales sobre estos productos importados, en la medida que fueran originarios de los Estados Unidos.

Dada la relevancia de estos aranceles de importación adicionales para muchos de nuestros lectores de FashionUnited, quienes son compañías de moda, cosméticos y minoristas, nuestros expertos han consultado algunas de las preguntas más frecuentes sobre las implicaciones prácticas de esta regulación**.

1.¿Cuál es el objetivo de estas medidas y podrán tener éxito?

En reacción a la amenaza del presidente estadounidense Donald Trump de imponer aranceles del 25 por ciento a las importaciones de acero y 10 por ciento sobre las de aluminio a principios de este año, la comisionada de Comercio de la UE, Cecilia Malmström redactó y presentó una lista de categorías de productos que estarían cubiertos por elevados derechos de importación cuando provengan de los Estados Unidos. En marzo de 2018, la lista fue enviada y aceptada por la Organización Mundial del Comercio. El 16 de mayo de 2018, la Comisión de la UE adoptó el Reglamento oficial, luego de que la Casa Blanca notificara su decisión en aplicar las tarifas.

La consecuencia financiera del aumento de las tarifas de acero y aluminio por parte de la administración de Trump se estima en 2.800 millones de euros. El objetivo final de las medidas de represalia de la UE es penalizar con el mismo valor las importaciones de los Estados Unidos. Por supuesto, tales medidas también perturbarán las actividades comerciales de varias compañías estadounidenses, con el objetivo de aumentar la presión política de estas industrias sobre Trump. Algunas fuentes incluso insinúan que la lista de categorías de productos estaba directamente dirigida a las empresas favorables de Trump para así hacer una declaración política.

Es bastante cuestionable si estas medidas tendrán éxito con respecto a la industria de la moda. Como se explicará en la pregunta siguiente, la definición de bienes "originarios de los Estados Unidos" implica que los bienes se han fabricado en el país. Muchas de las compañías estadounidenses más grandes, como Levi's, tienen varias plantas de producción en todo el mundo. En lugar de suministrar sus jeans a sus minoristas de la Unión Europea desde sus instalaciones de producción en los EE. UU., podrían (fácilmente) optar por cambiar la fuente de sus productos, evitando así el aumento de los aranceles. Los fabricantes de productos como bourbon, tabaco y arándanos, por otro lado, sentirán un impacto mucho mayor en sus negocios.

La guerra comercial entre EE. UU. y la UE: ¿Una bendición disfrazada para las empresas de moda y cosméticos de la UE?

2.¿Qué productos y qué marcas están particularmente involucradas?

Como se menciona en la introducción, la lista de categorías de productos es larga e incluye preparaciones cosméticas, camisetas, pantalones y mezclilla, así como calzado de hombre, whisky, bourbon, tabaco, arándanos, en la medida en que “provenga de los Estados Unidos”.

Aunque queda por ver cómo se aplicará exactamente este criterio dependiendo la categoría específica del producto, "originario de los Estados Unidos", los principios en la legislación aduanera establecen que un producto procede de un determinado territorio en la medida en que ha sido totalmente fabricado o "finalmente transformado sustancialmente" en ese territorio. Los actos de transformación sustancial no incluyen etiquetado, embalaje, colocación del logotipo o marca en el producto, etc. El concepto de "transformación sustancial" se refiere a un proceso u operación que confiere a un producto propiedades y características específicas que no poseía antes del proceso u operación. Con respecto a los jeans, las prendas de vestir y los productos cosméticos, que generalmente tienen un ciclo de producción bastante complicado, el significado de "transformación sustancial" puede estar en debate. En la medida en que ocurra la última transformación sustancial en sus instalaciones de producción fuera de los Estados Unidos, los fabricantes podrán mitigar los efectos negativos de las medidas.

3. ¿Cuáles serán las consecuencias para las marcas de jeans y la moda local europea?

Las consecuencias exactas para la moda, y en particular la industria de los jeans y cosméticos, están por verse. Dependiendo de las implicaciones en los precios minoristas (consulte la pregunta 4), los precios de las marcas locales de moda / jeans / cosméticos podrían ser más interesantes y ventajosos en comparación con las marcas estadounidenses, en la medida en que sus productos se fabrican en los EE.UU. La mayoría de los fabricantes europeos locales de jeans, camisetas y cosméticos estarán satisfechos con las medidas que se han implementado y podrían aprovechar esta oportunidad única para expandir su cuota de mercado en la UE.

Sin embargo, como se mencionó anteriormente, las consecuencias exactas realmente dependerán de la cantidad de desviación de comercio que se produzca. Si, en el escenario más probable, las empresas globales de mezclilla pudieran cambiar la producción y la importación desde otro lugar, entonces las implicaciones positivas para las empresas de la UE podrían ser bastante limitadas. Si, por el contrario, las empresas de los EE.UU. no tienen instalaciones de producción fuera de los EE.UU. o cambian la forma de importar desde terceros países, las empresas de moda o cosméticos de la UE podrían beneficiarse como resultado de la medida.

4. ¿Cuánto tiempo permanecerán estas medidas?

El Reglamento de la UE no establece un plazo o una duración máxima de las medidas comerciales impuestas. Por lo tanto, en teoría, la suspensión de la concesión y el aumento de los aranceles comerciales están permitidos y se siguen imponiendo hasta que la disputa con los EE.UU. sobre los aranceles de aluminio y acero terminen en el nivel de la OMC, lo que podría tomar varios años al menos. Es imposible decir cuándo, si es que esto sucederá.

En otras palabras, hasta que el presidente estadounidense Trump cambie de opinión y retire su decisión de imponer mayores aranceles de importación al aluminio y al acero provenientes de la UE, algunas marcas de moda y cosméticos de la UE podrían beneficiarse de esta situación.

También conocido como el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio. Este tratado multilateral (un acuerdo legal entre muchos países en todo el mundo) tiene el propósito general de promover el comercio internacional mediante la reducción o eliminación de barreras comerciales tales como los aranceles o las cuotas.

**Escrito por Judith Bussé y Lorenzo Di Masi ,abogados de Crowell & Moring. Crowell & Moring LLP es una firma de abogados internacional con una práctica en leyes para la moda que representa a clientes en los Estados Unidos y Europa. Crowell & Moring ayuda a sus clientes de la industria de la moda con una variedad de cuestiones legales, incluida la propiedad intelectual y el derecho comercial. Asesoran regularmente sobre la valoración y explotación de los derechos de propiedad intelectual, ayudan a los clientes a presentar solicitudes de marca comercial, patentes de diseño y derechos de autor, además litigan y hacen valer esos derechos.

Fotos: Levi jeans via Pixabay. Credit: CC0 Creative Commons. Silueta de Trump via Pexels. Credit: CC0 License