• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Kering abre ejercicio creciendo un +30 por ciento sobre sus valores prepandemia

Kering abre ejercicio creciendo un +30 por ciento sobre sus valores prepandemia

Por Jaime Martinez

22 de abr de 2022

Empresas

Photo Credits: Gucci, colección “Exquisite Gucci”. Gucci, página oficial.

El Grupo multinacional francés Kering, compañía líder especializada en el sector de la moda-lujo como matriz de casas de moda tan significativas como Gucci, Yves Saint Laurent o Balenciaga, ofrecía en el día de ayer una última actualización sobre sus cuentas relativa al primer trimestre de su nuevo ejercicio fiscal de 2022. Una apertura de ejercicio a lo largo de la cual la compañía francesa ha vuelto a dar buena cuenta de la gran resiliencia de la que dispone el sector del lujo, en general, y su modelo de negocio en particular, tras unos primeros tres meses de ejercicio en los que vuelve a consolidar nuevamente sus ingresos sobre sus valores prepandemia, a pesar de las crecientes incertidumbres y de las turbulencias que siguen sobrevolando el plano internacional, derivadas especialmente tanto por los efectos todavía persistentes de la pandemia, como del conflicto que se mantiene abierto en Ucrania.

Poniendo en valor estas apreciaciones, Kering cerraba este primer trimestre de su ejercicio de 2022 con una facturación total por valor de 4.956 millones de euros. Cifra que representa un incremento del +27,4 por ciento con respecto a los 3.890 millones del mismo periodo de 2021; así como igualmente de un +30,94 por ciento en relación a los 3.785 millones que llegaba a recoger durante el mismo primer trimestre de 2019, último ejercicio que llegó a completarse antes de la irrupción de esta pandemia por coronavirus.

“Abrimos 2022 con un primer trimestre muy sólido en un entorno aún más incierto, notablemente afectado por el endurecimiento de las restricciones por Covid en China desde Marzo”, entraba a valorar François-Henri Pinault, presidente y director ejecutivo de Kering, a lo largo de unas declaraciones difundidas desde la propia multinacional francesa. A pesar de dichas turbulencias, “todas nuestras Casas registraron un crecimiento de sus ingresos de dos dígitos durante el trimestre, con desempeños espectaculares en Saint Laurent, en nuestras Otras Casas, particularmente en Balenciaga, y en Kering Eyewear”.

Crecimiento de las ventas directas, en físico y en online

Entrando a profundizar en el comportamiento experimentado por la compañía a lo largo de este primer trimestre de ejercicio, en términos generales los ingresos generados a través de las tiendas operadas por la propia compañía aumentaron un +23 por ciento con respecto al año anterior, así como un +32 por ciento frente a los resultados de 2019. Un aumento de la facturación que ha venido en esta ocasión respaldado por el fuerte impulso de las ventas experimentado en Europa Occidental, América del Norte y Japón, mientras que en Asia se vieron afectadas por las nuevas restricciones impuestas, especialmente en China, como consecuencia de la pandemia.

A este crecimiento de las ventas directas de la compañía volvía a contribuir de manera destacada el canal online. Medio en el que Kering opera, entre otras vías, a través de las plataformas de venta directa al consumidor de sus diferentes casas de moda, portales a través de los cuales se llegó a generar un volumen de ventas que ya representa el 15 por ciento de las ventas directas totales de la multinacional.

Nuevos máximos para Gucci y un excepcional comportamiento de Balenciaga

En cuanto al comportamiento experimentado por sus principales casas de moda y líneas de negocio, Gucci volvió a situarse como la principal fuente de ingresos de la compañía, con una facturación total que ascendió hasta los 2.591 millones de euros, disparándose un +19,53 por ciento sobre los 2.167,7 del pasado año. Crecimiento respaldado en su caso por unas ventas directas que crecieron un +15 por ciento impulsadas por América del Norte y Europa Occidental, mientras que en el canal mayorista, y en línea con los planes estratégicos del Grupo, las ventas cayeron un -2 por ciento.

Por parte de Yves Saint Laurent, la segunda principal casa de modas de Kering, la firma como bien expresaba Pinault experimentó un comportamiento especialmente notable, con unas ventas totales por valor de 739 millones de euros. Cifra un +43 por ciento superior a los 516,7 millones del primer trimestre de 2021. Un incremento de la facturación que en su caso vino impulsada por un aumento de un +49 por ciento de las ventas en las tiendas operadas directamente por el Grupo, en términos comparables, mientas en el canal mayorista aumentaban un +10 por ciento.

En su papel como tercera mayor casa de modas de la multinacional, Bottega Veneta ofrecía al cierre del trimestre una facturación por valor de 396 millones de euros. Valor por su parte un +20,66 por ciento superior a los 328,2 millones de euros de 2021; así como un +59 por ciento más, en términos comparables, de las registradas durante el mismo periodo de 2019. Unos niveles de ventas que en su caso han llegado apoyados en un crecimiento del +18 por ciento de las ventas directas en las tiendas operadas por la compañía, y de un +10 por ciento en el canal mayorista.

Entre el resto de las otras casas de modas que forman parte del amplio portafolio de marcas del Grupo francés, Kering ha llegado en suma a generar unos ingresos totales de 973,4 millones de euros. Una cifra en este caso un +35,48 por ciento superior a los 718,5 millones de 2021, a la que contribuyeron de manera notable el extraordinario buen comportamiento ofrecido por parte de Balenciaga y de Alexander McQueen.

Ya por último, los ingresos generados por las otras línea de negocios corporativos del Grupo, que han pasado a enmarcarse ahora dentro de sus balances bajo el título de “Kering Eyewear y Corporativo”, han generado por su parte unos ingresos de 308,1 millones de euros. Cifra un X por ciento superior a los 192 millones del pasado primer trimestre de 2021.

Perspectivas para lo que resta de ejercicio

Con estas cifras bajo el brazo marcando su arranque de ejercicio, y tras demostrar la fortaleza de la compañía a la hora de lidiar con entornos altamente exigentes como ya lo han sido los de estos últimos años de 2020 y 2021 marcados duramente por la pandemia, es de esperar que esté en el ánimo de Kering el lograr llegar a firmar un nuevo ejercicio de 2022 en máximos. Intenciones que no obstante, y al menos por ahora, han rehusado llegar a poner negro sobre blanco.

De cara de este modo a lo que resta de ejercicio, y sin entrar a ofrecer unas estimaciones detalladas sobre cuales son las previsiones que manejan desde la multinacional, “mientras permanecemos atentos a las condiciones económicas y geopolíticas”, añadía Pinault, “invertiremos en todas nuestras marcas, cuyo atractivo seguirá impulsando nuestro crecimiento y nuestra rentabilidad”. Queriendo ya “finalmente”, y al margen de estas apreciaciones económicas, apuntaba el máximo ejecutivo del Grupo francés, “expresar mi más sentida solidaridad, en nombre de todos los que formamos Kering, hacia con las personas cuyas vidas se están viendo afectadas por la guerra en Ucrania”. Conflicto frente al que la compañía no dudó en posicionarse, al igual que las principales multinacionales del sector, paralizando temporalmente todas sus operaciones en Rusia.

KERING
MODA LUJO
primer tirmestre
RESULTADOS FINANCIEROS