• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El éxito de la hamburguesa vegetal como modelo para la moda sostenible

Empresas

El éxito de la hamburguesa vegetal como modelo para la moda sostenible

Por Guest Contributor

4 de jun. de 2021

Nadie ha podido escapar al "renacimiento de la hamburguesa vegetal" de los últimos años. Hace una década, habría tenido que buscar en el lineal más apartado del supermercado para encontrar una alternativa a la carne, y en realidad ahí sólo había judías y zanahorias congeladas. Hoy en día, se puede conseguir una hamburguesa “Impossible”, o un “Beyond Burger” que huele, parece y sabe a vacuno en muchos restaurantes y locales de comida rápida. En cierto modo, las opciones actuales de moda sostenible están donde estaban las alternativas de la carne hace años: El estilo sostenible es difícil de encontrar, es más caro que las opciones convencionales y a menudo, no está a la altura de las estadísticas sensoriales y de rendimiento de sus homólogos convencionales. Entonces, ¿qué puede aprender la industria de la moda del éxito de las alternativas a la carne de la industria alimentaria?

Cuando la opción fácil se convierte en la más sostenible, los consumidores la adoptan con agrado

La popularidad de la carne de origen vegetal no se debe a que la gente se está preocupando de repente por el planeta, su dieta o los animales de granja. La gente empezó a comerla más porque se hizo asequible y accesible y, lo que es más importante, porque empezó a saber bien. Ninguna campaña de marketing del mundo puede cambiar los hábitos de compra de los consumidores si no tiene opciones viables a las que cambiar. Incluso a los consumidores que se consideran muy preocupados por el medio ambiente les costaría encontrar unas zapatillas duraderas, asequibles y ecológicas que les ayuden a cumplir sus propósitos de Año Nuevo. Sin embargo, cuando la opción fácil se convierte en la más sostenible, los consumidores la adoptarán con mucho gusto. Los estudios de consumo muestran que más de la mitad de los consumidores quiere comprar alternativas al cuero debido a su preocupación por el impacto de la producción de cuero en los animales y el medio ambiente. Sin embargo, prácticamente no existen alternativas al cuero aptas para el consumidor medio, y que sean también respetuosas con el medio ambiente.

Como demuestra el rápido auge de las alternativas a la carne, no hace falta que pasen décadas para que la moda sostenible consiga márgenes similares a los de la industria convencional. Lo que se necesita es un esfuerzo en I+D (Investigación y Desarrollo) específico, y una coordinación estratégica entre empresas emergentes, científicos, inversores, marcas y minoristas. Los más innovadores están avanzando utilizando nuevos materiales y tecnologías de procesamiento para crear la próxima generación de materiales sostenibles. Al igual que las empresas innovadoras del sector alimentario se esfuerzan por hacer innecesaria la carne de vaca, las del sector de la moda trabajan para hacer lo mismo con materiales no contaminantes y que consumen muchos recursos, como el cuero. Algunas empresas, como MycoWorks y Bolt Threads, aprovechan las propiedades únicas del micelio para crear alternativas al cuero. Otras, como Natural Fiber Welding, están diseñando nuevas técnicas de procesamiento mecánico, con resultados impresionantes. Y otras como VitroLabs, utilizan soluciones biotecnológicas novedosas para cultivar cuero de vacuno sin tener que criar, sacrificar y procesar una vaca.

El trabajo de hoy en día consiste en ampliar la escala para que esa solución sostenible pueda transformar la industria de la moda desde dentro

El esfuerzo actual consiste en tomar estas soluciones sostenibles y ampliarlas para que puedan transformar la industria de la moda desde dentro hacia fuera, generando beneficios y protegiendo el planeta. Dado que el espacio de los materiales de nueva generación es tan incipiente, todavía hay mucho hueco para que los pequeños inversores entren en él antes de que se produzca el equivalente a la salida a bolsa de Beyond Meat, que ha batido todos los récords, así que aún hay sitio para que los emprendedores entren en escena y se hagan rápidamente con el protagonismo. Del mismo modo que Tyson, uno de los mayores procesadores de carne del mundo, invirtió en Beyond Meat, necesitamos que los grandes nombres de la moda apoyen a las empresas que innovación de materiales. Hasta la fecha, Ralph Lauren es la única marca importante que ha invertido en una empresa de materiales de nueva generación (Ralph Lauren lideró una ronda de 13 millones de dólares para Natural Fiber Welding en 2020). Otras marcas importantes, como Stella McCartney, Lululemon, Adidas y Kering, han establecido asociaciones con empresas innovadoras, aunque la naturaleza de estas asociaciones no es pública. Algunas alianzas se están produciendo entre bastidores, lo que hace pensar a los expertos del sector que la nueva generación de materiales podría pasar de cero a cien en los próximos años. Las marcas que no aprovechen estas primeras oportunidades están perdiendo la ocasión de participar en la industria de materiales del futuro y de paso, hacer un bien al planeta.

Revisar el ejemplo de la carne de origen vegetal puede ayudar a cambiar el guión de la moda sostenible. En la actualidad, muchos miembros del sector tratan la sostenibilidad como un proyecto secundario caro, aunque deseable, y no lo consideran fundamental para su éxito futuro. Es como si apoyaran el concepto conceptual sin invertir en I+D para hacer la próxima hamburguesa "Impossible". Una vez que el grueso de la industria de la moda, junto con las principales mentes de la ciencia de materiales, diseño e ingeniería, reconozcan que los materiales de nueva generación son los que más beneficios aportan, se producirá una transformación total del mercado.

Este artículo ha sido escrito por Emily Byrd, que ha sido consultora de algunas de las principales empresas emergentes, grupos de capital riesgo y organizaciones sin ánimo de lucro en el ámbito de la tecnología alimentaria sin animales, y es la actual Directora de Comunicaciones de la Iniciativa de Innovación de Materiales (MII). MII es una organización sin ánimo de lucro que acelera el desarrollo de materiales de alto rendimiento y más sostenibles para las industrias de la moda, la automoción y los productos para el hogar. Para más información, consulta en materialinnovation.org.

Imagen: Shamia Casiano a través de Pexels

Este artículo ha sido previamente publicado en FashionUnited.COM, traducido y editado al español por Veerle Versteeg.