(Publicidad)
(Publicidad)
El CEO de Dior se muestra optimista sobre la economía de Europa

Sidney Toledano, director general de Christian Dior SE, ha mostrado recientemente su optimismo con respecto a la recuperación de la economía europea en un futuro próximo, invocando las promesas del presidente francés, Emmanuel Macron, de reformar las regulaciones del mercado de trabajo.

El mercado espera que Christian Dior disfrute de un año realmente bueno gracias a sus nuevos productos y a una recuperación en China, donde su cuota de mercado es cada vez mayor. El rendimiento de la acción está estrechamente correlacionado con la de LVMH, grupo que controla el 40,9 por ciento de la casa de alta costura francesa. Esta relación será aún más estrecha cuando LVMH finalice la adquisición del negocio de Dior Couture en las próximas semanas.

Toledano dijo que China está ganando en prioridad para la empresa con sede en París, y que la compañía ha ganado cuota de mercado en el país asiático. A diferencia de otras marcas de lujo, Dior no vio caer la demanda durante la campaña anti-soborno del gobierno, según explicaba el propio Toledano en una reciente entrevista. La campaña del presidente Xi ha logrado restringir la costumbre de regalar artículos costosos a los funcionarios del gobierno.

"Cuando empezamos en China hace 20 años, la gente decía que debíamos comenzar en menor escala, con productos más sencillos. Pero decidimos venir con el pret-a-porter y la alta costura, queríamos empezar con el pie derecho ", dijo Toledano, de 65 años, en una entrevista con Bloomberg. "Tenemos un buen posicionamiento y seguimos sirviendo a la nueva generación".

El CEO de Christian Dior dibuja un paralelismo entre China y la Francia de Macron

"Tenemos un nuevo presidente, creo que esto será muy positivo para la economía", dijo Toledano en una entrevista con Bloomberg TV en Shanghai. "Soy optimista sobre la economía y pienso que los próximos años serán mejores. Y nuestra clase media se convertirá en clase alta como vemos suceder en China, y esto es bueno para el lujo."

En Francia, Macron quiere facilitar la contratación y el despido y mover la negociación colectiva del país sobre los salarios y el tiempo de trabajo de la industria al nivel de la empresa, así como poner un tope en los paquetes de indemnización otorgados por los tribunales industriales.

Vale la pena recordar que Bernard Arnaut, magnate de la moda detrás del emporio LVMH, también respaldó abiertamente a Macron días antes de que los franceses fueran a votar. Arnaut escribió en 'Les Echos' un editorial explicando las razones por las que elegiría a este candidato, describiendo el programa de Macron como un camino de "esperanza y razón" y señalando que se construyó sobre la convicción de que el sector privado es clave para la creación de empleo .

”Comparto esta convicción fundacional sin reservas: Una empresa que no se vea obstaculizada en su desarrollo, que no se vea frustrada por su trayectoria de crecimiento por una imposición excesiva o una burocracia incómoda, no tiene otro proyecto que invertir, innovar y crear sostenibilidad y empleo ", dijo el primer ejecutivo de LVMH. Concluyó diciendo: "Es sin vacilación que voy a votar por Emmanuel Macron."

Cabe destacar que Macron tiene algunos lazos con la industria de la moda, ya que al parecer es muy cercano al empresario tecnológico Xavier Niel, socio de Delphine Arnault, vicepresidenta ejecutiva de Louis Vuitton e hija de Bernard Arnault.

Imagen:Christian Dior Web, China