Detenido por interferir en la quiebra de Neiman Marcus el fiduciario y fundador del “hedge fund” Marble Ridge

Madrid – En un comunicado emitido en el día de ayer por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, la oficina fiscal del distrito sur del estado de Nueva York anunciaba la detención de Daniel Kamensky, fundador y administrador del “hedge fund” (fondo de cobertura) con sede en Nueva York Marble Ridge Capital. Al que se le acusa ante el tribunal federal de Manhattan de fraude en la compra y venta de acciones, extorsión y obstrucción a la justicia, como resultado de sus actuaciones relacionadas en la declaración de quiebra de Neiman Marcus. Proceso que la compañía de grandes almacenes estadounidense iniciaba el pasado mes de mayo tras acogerse al denominado como “Capítulo11” de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos, y del que el fondo Marble Ridge ha venido participando como fondo fiduciario, así como el propio Kamensky en calidad de miembro y copresidente de su Comité Oficial de Acreedores no garantizados (Official Committee of Unsecured Creditors).

Según defienden los fiscales encargados del proceso, Kamensky habría incurrido en esa serie de delitos al presionar a un banco de inversiones rival para que descartase presentar una oferta más elevada por una serie de activos de Neiman Marcus durante el proceso de quiebra en el que se encuentra inmersa la compañía, para que así su fondo de cobertura, Marble Ridge, pudiera adquirirlos a un precio mucho más bajo. Volviendo nuevamente a presionar a la compañía rival para intentar persuadirla y que encubriese sus actuaciones.

“Como se alega, Daniel Kamensky ignoró sus responsabilidades fiduciarias con los acreedores no garantizados de Neiman Marcus y violó la ley, al intentar coaccionar a un competidor para que retirase una oferta más alta por los activos”, explicaba Audrey Strauss, la fiscal federal encargada del caso. “Reconociendo la ilegalidad de sus acciones”, añadía, “Kamensky luego intentó obstruir la investigación tratando de persuadir al mismo competidor de que cambiara su versión en relación a las coacciones, diciéndole de que lo contrario ‘esto terminará en la Fiscalía de los Estados Unidos’. En lo que, como muestran los cargos presentados hoy, Kamensky tenía toda la razón”.

“Kamensky violó intencionadamente su deber fiduciario como miembro del Comité oficial de acreedores no garantizados en la quiebra de Neiman Marcus al impedir la venta de unos títulos a un banco de inversión, para así poder adquirir esos mismos valores a un precio significativamente menor a través de su propio fondo”, detallaba por su parte William F. Sweeney, subdirector del FBI a cargo de la investigación.

Actuaciones que irían en contra de su posición como agente fiduciario y del interés de los acreedores

Tal y como se encargan de resaltar en su escrito de acusación desde el Departamento de justicia de los Estados Unidos, después de que Neiman Marcus solicitase su declaración de quiebra y se acogiera a la protección del “Capítulo 11” de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos el pasado mes de mayo de 2020, el fondo Marble Ridge, a través de Kamensky, solicitaba participar como miembro del Comité oficial de acreedores no garantizados. Posición desde la que Kamensky tenía el deber fiduciario de representar y defender los intereses de todos los acreedores no garantizados del grupo.

Era como parte del mismo proceso de quiebra como el denominado Comité terminaba entrando en negociaciones con los propietarios de Neiman Marcus, el grupo alemán especializado en ventas online Mytheresa, para obtener una serie de valores como contraprestación en beneficio de los acreedores. Conversaciones que terminaban con un acuerdo para obtener 140 millones de acciones de Serie B de MyTheresa. Títulos que, en julio de 2020, Kamensky entró a negociar con el propio Comité del que forma parte, para adquirir a 20 centavos por acción todas las acciones de aquellos acreedores que prefiriesen efectivo antes que las acciones. Siendo este el momento en el que Kamensky habría violentado su condición de agente fiduciario, tras enterarse, el pasado 31 de julio, de que un Banco de Inversiones competidor estaba interesado en presentar una oferta superior a entre 30 y 40 centavos por acción. Lo que conducía a Kamensky a entrar en contacto con diferentes empleados de la entidad, manteniendo una serie de conversaciones en las que habría amenazado con utilizar su posición como copresidente del Comité para bloquear la operación. Añadiendo además de que su compañía, Marble Ridge, dejaría en el futuro de hacer nuevos negocios con la entidad. Una posición a la que finalmente se doblegaba la entidad competidora, que transmitía finalmente al Comité su decisión de no presentar ninguna oferta por las acciones, justificando su decisión en que Kamensky, un cliente del banco de inversiones, así se lo había pedido.

Como consecuencia de esas conversaciones, los asesores del comité entraban en conversaciones con el abogado de Marble Ridge, quien defendía, tras hablar con Kamensky, yde manera fraudulenta defienden los fiscales del caso, que este en ningún momento había solicitado a los empleados del banco de inversiones que no presentaran ninguna oferta, sino que la hicieran únicamente en el caso de ir en serio con la operación. Mientras que esa noche se habría producido una llama de Kamensky a uno de los mismos empleados del banco de inversión, en la que habría intentado persuadirlo para que ajustara su versión a la explicación que él mismo había dado de los hechos.

“¿Entiendes que puedo ir a la cárcel?”, le habría dicho Kamensky a dicho empleado tal y como se recoge en la transcripción de esa conversación adjunta al escrito de acusación del caso. “Rezo para que les digas que fue un gran malentendido, vale, y voy a invitarte a pujar y a ser parte del proceso”. “Pero te lo estoy diciendo… esto termina en la Oficina Fiscal de los Estados Unidos. Esto termina en los tribunales”. “Si vas a continuar diciéndoles lo que me acabas de decir, iré a la cárcel, ¿de acuerdo? Porque van a decir que abusé de mi posición como agente fiduciario, lo que probablemente hice, ¿verdad? Quizás debería ir a la cárcel. Pero te pido que no me metas en la cárcel”.

Como resultado de las investigaciones, durante una declaración ante la Oficina de Quiebras de los Estados Unidos, Kamensky en presencia de sus abogados defendió que sus llamadas a los empleados del banco de inversión había supuesto un “terrible error” y “unos profundo errores en falta de juicio”. Provocando tiempo después que tanto él como su fondo de cobertura Marble Ridge renunciaran a formar parte del Comité, e informando a sus inversores de sus intenciones de comenzar a liquidar las operaciones y de proceder a devolverles su capital.

Photo Credits: Neiman Marcus, fotografía de archivo.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO