« Unexpected Pucci » celebra el genio artístico del diseñador florentino

Más allá de la moda, Emilio Pucci era un apasionado del arte y de la arquitectura. Para honrar su talento, la Casa Florentina ha publicado un libro sobre la historia del diseñador en estas áreas, Unexpected Pucci, publicado por Rizzoli New York. Dirigido por Laudomia Pucci, vicepresidenta y directora de Imagen de la Casa, este libro presenta sus múltiples proyectos de diseño que cuentan la historia de sus alfombras, porcelanas y otras colaboraciones artísticas desde la década de los 60. Una herramienta que permite revivir el legado de la marca italiana y compartir su riqueza creativa con la nueva generación.

La firma Emilio Pucci, comprada por LVMH en 2002 por 38 millones de euros, todavía vive hermosas horas. El grupo concluyó el año 2018 con una facturación de 46 826 millones de euros, un 10 por ciento más que el año anterior y sus ganancias han aumentado un 18 por ciento hasta los 6 354 millones de euros. Ya no quedan dudas. Después de los rumores y declaraciones recientes de Sydney Toledano, presidente del grupo LVMH a FashionNetwork, de que el conglomerado ceda la marca. Además, en febrero pasado, Emilio Pucci contrató a Giorgio Presca, un consultor externo que trabajó durante veinticinco años en varias empresas de moda como Geox, Diesel o Gloden Goose Deluxe, para darle un nuevo aliento a Emilio Pucci.

El lanzamiento de Unexpected Pucci es, por lo tanto, parte de esta estrategia comercial con la idea de compartir un universo artístico multidimensional con una nueva generación de consumidores.

Alfombras, porcelanas y otras obras de arte

En este libro, varios capítulos están dedicados a los diferentes objetos del diseñador italiano. Las alfombras se redescubren en los archivos de la casa. Presentadas en 1970 por primera vez en el Museo de Artes Decorativas de Buenos Aires (Argentina), han sido reeditadas en estampados icónicos de Pucci (Ovali, Occhi, Giardino, Lamborghini, Menelik y Hawaii) y conservadas en el Palazzo Pucci.

El capítulo dedicado a la porcelana cuenta la historia de obras maestras realizadas en colaboración con Rosenthal, en las que los estampados icónicos de Pucci como “Pebble” adornan los servicios de café y té, jarrones y platos. El último capítulo del libro destaca las colaboraciones y asociaciones que la Casa Pucci ha forjado con las principales marcas de diseño de interiores.

Ver esta publicación en Instagram

Unexpected Pucci #emiliopucciheritagehub #unexpectedpucci #tbt

Una publicación compartida de Renata Leite (@renataramosleite) el

En asociación con Bisazza, Emilio Pucci transformó los estampados en paneles decorativos para interiores y piscinas. La casa también ha creado asientos de diseño único, ilustrados por la colección "Poolside", creada con Piero Lissoni. Con la Casa Kartell, la marca Florentina lanzó en 2014 la icónica silla "Madame", diseñada por el diseñador francés Philippe Starck.

En el Palazzo Pucci y para celebrar la publicación del libro, los elementos mencionados en el libro se exhiben en un laberinto inspirado en la impresión gráfica Torre. Porcelana, alfombras y algunas obras de arte nunca antes exhibidas, inspiradas por el propio Emilio Pucci.

La alegría, uno de los elementos más importantes que trajó a la moda.

Emilio Pucci empezó su carrera como diseñador de ropa de esquí. "Antes de la moda, a mi padre le encantaba bailar, nadar, viajar y esquiar", cuenta su hija Laudomia Pucci. Le había prestado un traje de esquí que había diseñado para sí mismo a una mujer que luego la fotografió para una revista de moda. Desde entonces, recibió varios pedidos de pantalones strech de esquí, parkas y suéteres y luego creó su primera colección de ropa de vacaciones en 1949. Con un rápido éxito, abrió unos años más tarde su primera tienda en el Palazzo Pucci en Florencia.

En la década de 1960, su clientela incluía mujeres famosas como Lauren Bacall, Gina Lollobrigida, Jackie Kennedy, Ann-Margret y Elizabeth Taylor. La mayoría de sus modelos, compuestos de tejido de jersey de seda, resistente a las arrugas y con un tacto sensual, estaban disponibles en colores muy llamativos para la época, como el fucsia, el geranio, el turquesa y el amarillo.

Este patrimonio multifacético se presenta por primera vez en un libro fotográfico de una manera orgánica y original con la contribución de Suzy Menkes, Angelo Flaccavento, Piero Lissoni y Laudomia Pucci.

Foto: Emilio Pucci Facebook

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO