Moda y sostenibilidad, una asociación difícil de lograr

La sostenibilidad en la moda es mucho más compleja en la realidad y las buenas intenciones superan a las ideas concretas sobre cómo lograr esta asociación que parece imposible hoy en día, según se vio en la Cumbre de la Moda de Copenhague que el pasado 24 de Abril reunió a las

principales voces en el mundo de la moda, el lujo, y las empresas, para discutir la responsabilidad de la industria y las soluciones sociales y medio ambientales.

La compleja cadena de suministro de la mayoría de las cadenas de moda con enormes volúmenes de ventas Moda y sostenibilidad, una asociación difícil de lograrno permite una trazabilidad completa, se dijo en la cumbre. De hecho, se señaló que es imposible conocer todos los eslabones de la cadena para las empresas que gestionan miles de fábricas y proveedores en algunas de las naciones más pobres del mundo.

Kering quiere ser referente en el lujo sostenible

Marie-Claire Daveu, la directora de sostenibilidad del grupo Kering -propietario de Stella McCartney, Gucci, Bottega Veneta y Saint Laurent, entre otros-, ha dicho que Kering aspira a convertirse en el conglomerado de productos de lujo más sostenible del mundo. Daveu añadió que para 2016 Kering estará muy cerca de que la piel, la lana, el oro y los diamantes que utilizan en sus marcas seaa de origen sostenible.

Por su parte Helena Helmersson, directora de sostenibilidad en H&M -uno de los patrocinadores de la conferencia- habló de los esfuerzos ecológicos de su programa de recolección de ropa en la tienda. El año pasado H&M recibió 5.000 toneladas de ropa usada, el equivalente a 15 millones de camisetas. Añadió que según las investigaciones de su empresa, los compradores están un 21 por ciento más interesados de lo que lo estaban hace un año atrás.

A pesar del énfasis que se ha hecho en este tercer año de la cumbre sobre la necesidad de soluciones, aparecieron muy pocas ideas concretas en los discursos de las personalidades asistentes, entre ellos la editora de moda del Financial Times Vanessa Friedman, la gurú de la moda sostenible Livia Firth, y el viceprimer ministro danés Margrethe Vestager, quien habló sobre una propuesta para incluir una etiqueta de sostenibilidad estándar junto con el precio de una prenda de ropa.

Foto: Livia Firth

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO