Karl Lagerfeld rejuvenece a Chanel con su apuesta más playera

Karl Lagerfeld reafirmó este martes su condición de "káiser" de la moda y reinventó una vez más la línea de Chanel con una colección jovial, joven y ligeramente "oversize", en una espectacular puesta en escena playera. Al suave sonido de las olas que el diseñador alemán recreó bajo el impresionante techo de vidrio del Grand Palais de París, se sumó al término del pase el estruendo de una larga salva de aplausos. Esta vez, Lagerfeld entusiasmó.

La holandesa Luna Bijl abrió el baile. Descalzas, portando un par de sandalias en la mano, las modelos caminaron primero sobre la arena, junto a una agua transparente y en movimiento sobre la que se instaló un pontón. Luego se calzaron para desfilar sobre la pasarela.

Pero hasta el público, entre quienes se encontraba el rapero Pharrell Williams y celebridades como Vanessa Paradis y Pamela Anderson, se encontró con los pies sobre la playa y rodeado de un cielo azul artificial, mientras afuera el clima era otoñal.

Las primeras piezas están ancladas en el emblemático traje de chaqueta y falda en tweed de Chanel. Pero en seguida afloran los primeros cambios: la chaqueta se ensancha en los hombros y en el talle y no solo se combina con una falda del mismo estampado, sino que también forma conjunto con pantalones tipo malla.

El tweed se va desdibujando paulatinamente y abre paso a cenefas y puntos, imprimiendo un aire resueltamente más jovial a la prenda: una amplia chaqueta recta de cenefas de colores se lleva por encima de un bañador de dos piezas y un vestido rosa salpicado de puntos se lleva con tirantes metálicos. A continuación, las prendas más playeras irrumpen con un motivo rey, una pequeña sombrilla, que se impone en pareos, bañadores y vestidos ligeros y cómodos. Para un look más chic, un jersey de manga larga y cuello de pico se combina con unas mallas ciclistas o con una minifalda.

Doble o nada

Poco a poco, la colección sale de la playa, con conjuntos más sobrios y monocolores, hasta los elegantes vestidos negros de tul tipo baby doll o trapecio. "Cha" "Nel": el nombre de la firma se parte en dos y se inscribe en la doble visera de una original gorra de paja, en un par de pendientes o en un conjunto marrón de top, donde se lee "Cha", y falda ("Nel"). Las modelos lucen pequeños bolsos con forma de pelota de playa o de vieira. Para las clientas más incondicionales, Lagerfeld propone llevar un par de bolsos de piel idénticos, colgando a cada lado de la cadera.

Nuevo cambio en Lagerfeld

Esta es la enésima vez que Lagerfeld, octogenario, reinventa la línea de Chanel, desde que en 1983 asumió su dirección artística. Pero hasta el "káiser" de la moda, también al frente de la firma italiana Fendi y de la que lleva su nombre, operó un pequeño cambio de imagen.

Al salir a saludar sobre el pontón, el diseñador se mostró sin sus semptiernas gafas de sol, llevando unos simples anteojos graduados. Hace unos meses, Lagerfeld sorprendió con una inédita barba blanca, que sigue luciendo además de su tradicional coleta.(AFP)

Photo: Bertrand GUAY / AFP