Marks&Spencer entra en pérdidas

Madrid – El grupo de grandes almacenes británico Marks&Spencer cierra la primera mitad de su actual ejercicio fiscal entrando en unas pérdidas por valor de -71,6 millones de libras (unos -79,37 millones de euros), dato que contrasta frente al beneficio después de impuestos de 122,4 millones de libras que lograba registrar durante el mismo primer semestre de 2019. Una caída impulsada por una bajada de sus ingresos durante este periodo de un -15,84 por ciento, desde los 4.860,9 hasta los 4.090,9 millones de libras, que sin embargo no impedía que la compañía lograse sacar algo de positivo de los duros efectos que está dejando sobre sus cuentas esta pandemia por coronavirus, logrando reducir su deuda un -5,6 por ciento, rebajándola desde los 4,14 mil millones de libras a los actuales 3,91 mil millones.

En cuanto al comportamiento reflejado por las distintas áreas económicas en las que se divide el modelo de negocio de la compañía, la principal sigue siendo su negocio de alimentación, cuyos ingresos descienden solamente un -0,3 por ciento, pasando de los 2.845,8 a los 2.838,6 millones de libras. Mientras que los ingresos de Moda y Hogar descienden un -40,8 por ciento, desde los 1.550,4 millones a los 917,2 millones de libras, y los de su división internacional un -25,5 por ciento, de los 464,7 a los 346,3 millones de libras.

“En un año que se ha vuelto imposible de pronosticar con un mínimo grado de precisión, nuestro comportamiento se ha mostrado mucho más sólido de lo que en un principio parecía posible”, señalaba Steve Rowe, director ejecutivo de la compañía, a través de unas declaraciones difundidas por la propia empresa británica. “Esto refleja la resistencia de nuestro modelo de negocio y los increíbles esfuerzos que están llevando a cabo mis compañeros de M&S, que han sido simplemente excepcionales”. “Pero de la adversidad surge la oportunidad”, apuntaba con confianza Rowe, y “a través de nuestro programa ‘Never the Same Again’, hemos acelerado 3 años de cambios en uno solo para convertirnos en una empresa más ágil, rápida y digital”. “Desde el lanzamiento online de M&S Food con Ocado hasta el establecimiento de la división integrada para los negocios online ‘MS2’ con la que impulsar un nuevo modelo de crecimiento, estamos tomando las medidas adecuadas para salir de la crisis más fuertes y preparados para ganar nuevos objetivos en el nuevo mundo que se nos presenta”.

Caída del -40,8 por ciento en moda y hogar

Poniendo especial atención en la evolución de los sectores de ropa y hogar de la compañía, estos se vieron fuertemente afectados por las restricciones y los cierres acontecidos durante el primer trimestre de su actual ejercicio fiscal a causa del coronavirus. Experimentando como resultado una caída de ingresos del -40,8 por ciento, hasta los 917,2 millones de libras frente a los 1.550,4 millones del pasado año, con una bajada que llegó a situarse en el -61,5 por ciento en el primer trimestre, para aligerarse y limitarse a un -21,3 por ciento durante el segundo trimestre.

Frente a esta caída, y al igual que lo experimentado por la gran mayoría de las grandes compañías del sector del retail y la distribución, las ventas online de M&S de moda y hogar se dispararon durante el semestre un +34,3 por ciento. Incremento que sin embargo no logró compensar la fuerte caída de las ventas experimentada en las tiendas físicas del Grupo.

Cambios de tendencia: más moda casual y menos demanda de ropa formal

Como consecuencia de la pandemia, desde M&S destacan los cambios que están reflejando los gustos de los consumidores a la hora de realizar sus compras de moda. Un cambio de tendencias que igualmente señalan podría continuar variando a medida que evolucionen las prácticas laborales, con un mayor o menor uso de las oficinas o el impulso del trabajo en remoto. Previendo de igual forma un repunte en todo caso de la demanda de ropa formal a medida que vuelvan a organizarse reuniones y celebraciones más numerosas una que se logre, por fin, superar estas situaciones de excepcionalidad.

En ese sentido, y atendiendo a la disparidad de ventas mostrada en los canales físicos y en online, las líneas de moda casual han experimentado un incremento de la demanda del +40 por ciento en online, frente a la bajada del -37 por ciento en tienda. Misma tónica seguida por las líneas de ropa infantil (+83 por ciento online, -31 por ciento en tienda), moda íntima (+87 por ciento online, -37 por ciento en tienda) y la de la categoría ‘Home&beauty’ (+27 por ciento online, -33 por ciento en tienda). Cifras que sin embargo no eran compartidas por otras gamas de productos de moda del grupo, y que no han contado con ese respaldo de ventas en el canal digital. Tales son los casos de las colecciones formales (-16 por ciento online, -54 por ciento en tienda), de ropa de fiesta (+34 por ciento online, -50 por ciento en tienda), zapatos y accesorios (-20 por ciento online, -55 por ciento en tienda) y las colecciones de moda outerwear (-5 por ciento online, -46 por ciento en tienda).

Perspectivas para lo que resta de ejercicio y para la campaña de Navidad

De cara a lo que resta de ejercicio, las previsiones de M&S eran las de situar sus estimaciones en los mismos niveles que está recogiendo en estas primeras cuatro semanas de sus segundo semestre. Cuyos valores se colocan en unas tasas similares a las reflejadas al final del segundo trimestre, con unos ingresos en alimentación aumentando un +3 por ciento, los de moda y hogar un +21,5 por ciento y los registrados en sus puntos de venta internacionales aumentando un +7,4 por ciento. Unas estimaciones que sin embargo ya adelanta que se verán alteradas a medida que se vayan aprobando nuevas restricciones por causa del coronavirus. Limitaciones que afectarán de manera especial a su área de negocio de moda y hogar, generando una nueva caída de ventas en las tiendas que serán compensadas solamente en parte por el incremento de la demanda en el canal online.

Mientras tanto, respecto a la campaña de Navidad, M&S asegura haberse adelantado a las necesidades de los consumidores diseñando diferentes medidas con las que agilizar sus compras y limitar la generación de colas en sus centros durante las horas de mayor afluencia. Para lo que no ha dudado en aumentar en un +30 por ciento la capacidad de los equipos responsables de atender los pedidos online desde su central.

“Durante este periodo de incertidumbre y a medida que comencemos a salir de esta crisis”, explican desde M&S, “nuestra prioridad económica será financiar nuestra transformación al tiempo que nos enfocamos en generar efectivo y en fortalecer nuestros balances”. “Nuestro objetivo es asegurar que nuestro negocio emerja de estas incertidumbres en una posición más sólida, ágil y focalizada, así como con unos balances a medio plazo acordes con los grados de inversión realizados”.

Photo Credits: Marks&Spencer.

 

Related Products

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO