Gucci y Guess ponen fin a nueve años de demandas

Gucci y Guess, han anunciado haber llegado a un acuerdo para resolver sus demandas relacionados con la propiedad intelectual en la Corte de Apelación de Milán. Tras nueve años de disputas, ambas marcas se muestran positivas ante la importancia de proteger la creatividad de sus diseños.

En el 2009, Gucci presentó una demanda ante la corte federal de Manhattan indicando que Guess Inc. había realizado una imitación estudiada de los diseños de la marca de lujo italiana. En consecuencia Gucci solicitaba una indemnización de 120 millones de dólares.

Gucci y Guess comentaban que "el acuerdo es un paso importante para que ambas compañías reconozcan la importancia de proteger sus respectivas carteras de propiedad intelectual y creatividad de diseño" según ha informado WWD.

Los diseños registrados que se encontraban en discusión son las rayas verdes y rojas, el diseño GG entrelazado mejor conocido como “Quattro G”, otra G más estilizada llamada “Square G”, que adornaba los productos de la marca: bolsos, guantes, cinturones, relojes y gafas, y un logo de escritura.

Gucci y Guess ponen fin a nueve años de demandas

La agencia de noticias Reuters ha publicado parte del texto judicial presentado por Gucci donde se establecía que "más que darse el esfuerzo y gasto de desarrollar y crear sus propios diseños, los acusados escogieron replicar a Gucci al copiar consciente y de modo servil los mundialmente famosos elementos y designaciones de Gucci”.

Gucci y Guess ante los juzgados

A lo largo de los nueve años de disputa, Gucci presentó varias demandas y apelaciones en diferentes tribunales alrededor del mundo. El acuerdo ayudará a solventar las demandas pendientes en Italia, Francia y China.

En el 2012, la jueza del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Shira Scheindlin, indicó que la franja verde-roja-verde usada en los zapatos Marc Fisher era idéntica a la franja registrada por Gucci y limitó el uso de este y otros diseños que se encontraban en discusión.

Scheindlin negó la demanda de falsificación de Gucci, pues indicó que solo proceden los casos cuando se demuestra que el producto fue copiado puntada por puntada y no una parte del diseño.

La jueza, Scheindlin le otorgó a la marca Gucci propiedad del consorcio francés PPR SA. 4,7 millones de dólares por daños combinados ocasionados por Guess y su licencia de calzado Marc Fisher Footwear. También señaló como “altamente especulativa” la indemnización en función de ventas perdidas o daños solicitados por la marca de lujo italiana.

El juicio sin jurado tuvo una duración de tres semanas, la jueza Scheindlin supervisó cada uno de los procedimientos y concluyó con un documento de 104 páginas. Ante esta resolución Gucci presentó nuevas demandas en Italia, Australia, China y Francia.

En el 2015, Gucci exigía a Guess una indemnización por 55 millones de euros, alegando competencia desleal, sin embargo en esta ocasión el tribunal de Paris, negó la demanda e indicó que Gucci tendría que pagar 30 mil euros a la marca estadounidense Guess. La marca italiana apeló inmediatamente.

La resolución

Hasta ahora se desconoce cuáles son los términos negociados por ambas marcas, sin embargo el acuerdo pone fin a casi una década de pleitos, demandas y apelaciones.

Tres años antes el consejero delegado de Guess, Paul Marciano declaró para el portal web Modaes “continúo pensando que todas las batallas legales entre nuestra marca y Gucci son una pérdida de tiempo, energía y dinero…les recomiendo que se centren en su negocio”. Al parecer ahora las empresas podrán seguir esta recomendación.

Fotos: Paginas de facebook de Gucci y Guess.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO