El milagro de Hermès: esquiva las pérdidas, suma empleados y adquiere el 100 por cien de J3L

Madrid – El grupo francés de moda Hermès, especializado en el sector de la moda-lujo, daba a conocer en el día de ayer sus resultados financieros relativos al primer semestre de su actual ejercicio de 2020. Periodo que se desarrolló fuertemente marcado por los efectos de esta pandemia por coronavirus, durante el que la firma de moda vio caer sus ingresos un -24 por ciento, hasta los 2.488 millones de euros. Una caída de las ventas que se veía especialmente agravada durante el periodo concerniente al segundo trimestre del año, momento en el que se agudizaron las restricciones a la actividad comercial y a la libre circulación en distintas regiones del mundo, y que llevaron a la multinacional francesa a una caída de ventas del -41 por ciento. Cerrando finalmente esta primera mitad del año con un beneficio neto por valor de 335 millones de euros.

Esta cifra contrasta frente a los 754 millones que logró a generar durante el mismo periodo del pasado año, representando una caída del 55,57 por ciento, pero que sin embargo representa todo un logro en el caso de Hermès. Que a diferencia de lo mostrado por gran parte de otras compañías del sector, logra asombrosamente no registrar pérdidas durante este periodo de marcada incertidumbre y caída de la demanda. Y no solo eso, sino que mientras garantiza el sueldo de sus empleados logra incorporar nuevos trabajadores y salir de compras, ampliando su participación hasta el 100 por cien en la compañía J3L. Una operación a la que a mediados de este mes de julio ya daba su visto bueno la Autoridad de la competencia del gobierno francés, adelantándose con ella a competidoras como LVMH, Kering o Chanel.

“Este crisis sin precedentes, que arrancó a comienzos de año y que aún continúa, nos ha permitido comprobar la fortaleza de nuestro modelo de negocio”, apuntaba Axel Dumas, presidente ejecutivo de Hermès, en unas declaraciones difundidas por la propia compañía francesa. “Fiel a sus valores, el Grupo ha preservado los puestos de trabajo y mantenido el salario base de sus trabajadores de todo el mundo, sin recurrir a los excepcionales subsidios gubernamentales ofrecidos por varios países”. “La lealtad de nuestros clientes, el deseo que despiertan nuestras colecciones, la agilidad de nuestra red omnicanal y la independencia de nuestro Grupo, se convierten así pues en unos pilares que nos dan confianza de cara al futuro y que sustentarán nuestra recuperación”.

Caídas de ventas generalizada en todas las regiones

Atendiendo al comportamiento de la compañía por regiones, todas ellas se han visto afectadas durante este primer semestre de 2020. Consecuencia directa de una pandemia global que hacía caer las ventas directas en tienda de Hermès un -22 por ciento, bajada de la que la compañía se ha venido reponiendo a medida que se ha reanudado la actividad.

La región de Asia se presenta así pues como la que mejor ha resistido los efectos de la pandemia. Registrando una caída de únicamente un -9 por ciento, seguida de un increíble aumento de la demanda, especialmente en la China continental, a partir de marzo. Mientras que las ventas han continuado cayendo en regiones como las de Hong Kong y Macao, al tiempo que se han sucedido nuevos cierres en países como Singapur, Australia y Tailandia como consecuencia de nuevos rebrotes del virus.

En cuanto al resto de regiones en los que opera el grupo, en Japón las ventas descendieron un -23 por ciento y en los Estados Unidos un -42 por ciento. Mientras que en Europa y en Francia hacían lo propio, descendiendo un -36 y un -38 por ciento respectivamente, afectadas de manera especial por la caída del turismo.

Fijando ahora nuestra atención en las diferentes áreas de negocio del grupo, las ventas de la línea de Prêt-à-porter y Accesorios cayeron un -29 por ciento y la de Seda y textiles un -39 por ciento. Seguidas por las de perfumería (-29 por ciento), artículos de cuero (-23 por ciento) y relojería (-19 por ciento). Mientras que en el resto la compañía únicamente registraba una caída del -4 por ciento.

Adquisición del 100 por cien de la compañía J3L

Comprometida en la lucha contra el coronavirus, sobre la que ha realizado diferentes acciones como la donación de 50 toneladas de gel desinfectante o la aportación de 20 millones de euros a los servicios sanitarios franceses, el Grupo francés se muestra optimista de cara a lograr superar las difíciles circunstancias económicas generadas a cuenta de esta pandemia. Posición en la que se apoya sobre un buen balance económico que le permite disponer de un efectivo por valor de 3.922 millones de euros, cifra ligeramente inferior a los 4.562 millones de los que disponía a 31 de diciembre de 2019. Una diferencia de efectivo de la que buena parte justifican con el pago del dividendo ordinario (474 millones de euros) y la dirigida a su programa de recompra de acciones (123 millones de euros).

La buena posición financiera de la que parece gozar por tanto la compañía la han llevado a decidir continuar con su estrategia de fortalecimiento dentro del sector. Un impulso que le lleva a elevar, durante este mes de julio, desde el 30 al 100 por cien su participación en la compañía J3L. Una empresa especializada en la fabricación de piezas metálicas de alta gama para la confección de bolsos y demás artículos de cuero, como maletines, billeteras o calzado.

Incorporación de 300 nuevos trabajadores y nuevas aperturas

De cara a lo que resta de ejercicio, el Grupo francés, al igual que el resto de compañías, apunta a las dificultades de poder ofrecer una perspectiva fiable sobre el impacto que el coronavirus finalmente terminará reflejando sobre sus cuentas. Confiando no obstante en lograr un crecimiento de sus ingresos en el medio plazo, a pesar de las crecientes incertidumbres económicas, geopolíticas y monetarias.

Como respuesta a esa muestra de confianza, el Grupo confirma que a lo largo de la segunda mitad de este 2020 continuará llevando a cabo sus inversiones estratégicas. Encaminadas en lo relativo a lo que resta de ejercicio, entre otras, a la apertura y expansión de 14 tiendas. Habiendo puesto su foco para ello en localidades como las de Denver y Las Vegas en los Estados Unidos; en Tokio y Osaka, en Japón; en Dalian, China; y ya en Europa en Madrid, Moscú y Estocolmo.

Actualmente Hermés cuenta con la práctica totalidad de sus tiendas nuevamente operativas. Partes integrantes de un modelo de negocio al que ha sumado 300 nuevos trabajadores, principalmente a su área de producción, llegando a contar a fecha de junio de 2002 con un total de 15.698 empleados, entre ellos los 9.773 que integran su plantilla en Francia.

Photo Credits: Unsplash.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO