Coach centra su recuperación en el negocio internacional

La marca americana con sede en Nueva York, continúa su proceso de renovación con la mirada puesta en Europa, China y Japón, para reposicionar su imagen comercial.

En los últimos meses la Compañía ha tomado algunas medidas drásticas para contrarestar sus malos resultados tales como recortar drásticamente las promociones, salir de algunos Grandes Almacenes de baja rentabilidad y cerrar varias tiendas propias, para volver a convertirse en un modelo de negocio de vanguardia.

En este sentido, y a pesar de que las ventas descendieron de 1.13 mi millones de dólares a 1.15 mil millones (debido precisamente al cierre de varios puntos de venta y acuerdos con distribuidores), y el valor de la acción disminuyó un 7 por ciento, el beneficio neto pasó de 81.5 millones de dólares a 151.7 millones.

Entre los motivos de estos resultados positivos está la concentración de producto centrada en la rentabilidad del punto de venta, el aumento del precio medio de los bolsos para aumentar su valor añadido, así como la recuperación de algunas licencias como la de calzado, cuya colección propia ya ha sido enviada a tienda con una variedad de 100 modelos, comercializados en 120 puntos de venta para la colección Pre-fall.

El crecimiento internacional de Coach en los últimos años ha sido principalmente debido a la óptima respuesta del mercado chino, sudeste asiático y europeo, además de otros emergentes como Oriente Medio. Sin embargo, en el plan de expansión actual, todas las miradas están puestas en Rusia e India, como nuevos clientes potenciales.

La adquisición de Kate Spade, clave para la recuperación

El pasado 8 de mayo la Compañía anunció su intención de comprar Kate Spade con el fin de tener menos dependencia de su marca homónima y llegar al público millenial (que representa el 60 por ciento de los clientes de la nueva adquisición).

La operación, que finalmente se cerró por un total de 2.400 millones de dólares, pretende sumar al Grupo a finales de año unas ventas por valor de 1.2 millones de dólares.

En el caso de Kate Spade, la expansión se centrará en Japón, China y Europa (donde la penetración actual es menor a la de Coach), a través de productos más tecnológicos, y también está previsto el recorte de licencias (actualmente tiene un total de 20), para poder tener un mayor control de la marca.

Photo Credits: Coach Company
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO